III CONGRESO MUNDIAL SOBRE DERECHOS DE LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA

0 comentarios
Se organiza el III CONGRESO MUNDIAL SOBRE DERECHOS DE LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA en Barcelona del 14 al 19 de noviembre. Aqui os dejo un enlace donde podreís encontrar toda la información sobre este evento tan importante:

La práctica de la mala educación

3 comentarios
A veces por desconocimiento o falta de tiempo comentemos una serie de errores educativos que más tarde nos pasaran factura como padres y madres, no obstante, lo que resulta más importante es que incidiran en el desarrollo personal de nuestr@ hij@, ya que provocaremos que llegue a unas malas conclusiones o errores cognitivos, que le provocaran ver las relaciones de una forma diferente a como la mayoría de las personas ven. Esto no sucede por otro motivo que no sea que el papel de los padres y madres es y será siempre el más importante en el desarrollo de sus hijos.
Ante esto aquí os propongo una serie de ideas o malas prácticas educativas que conviene evitar, aquí van unas cuantas ideas:
  1. Comprarle todo aquello que nos pida
  2. Darle siempre la razón cuando tenga un problema
  3. Dejarle que hable mal, tod@s sus amig@s lo hacen
  4. Ponerle un televisor y/o un ordenador en su habitación (con acceso ilimitado a internet por supuesto y si puede ser con la playstation)
  5. Avergonzarnos cuando hace una rabieta
  6. No darle abrazos ni besos, ni decirle lo importante que es para nosotr@s
  7. No exigirle en relación a la escuela ni en las tareas de la escuela
  8. No castigarle ni llamarle la atención sobre su conducta nunca
  9. Castigarle cada día
  10. Que la madre le diga que no a una cosa y el padre la consienta o viceversa
  11. Chillarle o estresarnos cada día para que haga lo que le exigimos
  12. No jugar ni hablar tranquilamente nunca con él o ella
  13. No establecer ni unos horarios ni unas reglas del juego mínimas
  14. No pedirle que colabore con la casa en las cosas que están a su alcance
  15. Permitirle las mismas cosas que a sus herman@s mayores, o prohibirles a estos porque sino el/la pequeñ@ se enfada o hace una rabieta
  16. No enseñarle unas normas y/o valores, sean del tipo que sean
  17. Creer que nuestr@ hij@ siempre nos miente, acabará haciéndolo
  18. Creer que nuestr@ hij@ es malo, acabará siéndolo
  19. No darle buen ejemplo
  20. No hacer lo que les decimos a ellos que deben hacer
Puede parecer mentira pero a veces no nos damos cuenta y podemos estar haciendo alguna de estas conductas "educativas", las cuales evidentemente resultan malos amigos de cara al buen desarrollo y equilibrio emocional de l@s niñ@s. Es importante tener en cuenta que estos ejemplos no nos los inventamos, sino que se desprenden de diferentes trabajos que hemos realizado con familias.

ENCUENTROS Y DESENCUENTROS ENTRE FAMILIA Y ESCUELA

3 comentarios

La familia ha sufrido transformaciones en las últimas décadas. Algunos de los factores socio- históricos y culturales que influyeron en dichos cambios fueron las nuevas formas de engendrar hijos, la disolución de la familia tipo con otras formas como familias homosexuales, niñas- madres, mujeres solas que desean tener hijos, etc.

En el colegio donde me desempeño como psicopedagoga existe una gran parte de estudiantes que pertenecen a familias tipo y otros alumnos forman parte de familias uniparentales, disgregadas o violentas.

En estas nuevas configuraciones familiares se produjeron las siguientes marcas:

La primera es la pérdida de los discursos de autoridad de los padres hacia sus hijos debido a la inestabilidad laboral, caída del salario, flexibilidad laboral lo que crea una incertidumbre con respecto al futuro; también hay un borramiento de las fronteras generacionales y la familia pasó de tener una función de saber a la de procesar la información que sus hijos recuperan de los medios de comunicación masiva y las nuevas tecnologías.

También la ley simbólica no funciona adecuadamente en lo moral y esto puede engendrar violencia y producir la ruptura de la temporalidad lineal, pues se vive para el presente y el futuro no puede ser anticipado por lo tanto lo intergeneracional no es tenido en cuenta. Las subjetividades se construyen a partir de la transmisión de valores entre pares. El grupo estructura la experiencia del sujeto. No hay modelos de identidad adultos que los niños pueden identificarse. La función de la familia como protectora se fue debilitando.

Las familias de la comunidad educativa a la cual pertenezco, tienen demandas que no siempre podemos satisfacer los docentes. La principal de ellas, es el crear espacios de contención para sus hijos. La búsqueda de un ambiente familiar donde se los proteja de los “males” de la sociedad.

La autoridad escolar y la familiar algunas veces se contraponen y se produce una incomunicación, como lo fue en el caso de un adolescente, “Juan” de tercer año que tiene un rasgo de tartamudez. Una docente dice “si él no cambia, yo no puedo hacer nada para integrarlo a su grupo” y los padres expresar: “si la escuela no cambia, nosotros no podemos hacer nada para que nuestro hijo cambie”.

Cuándo se producen estos desencuentros ente la familia y la escuela es necesario recurrir a la invención de nuevas formas de actuar y producir subjetividad involucrándonos en la problemática adolescente.

Con respecto a los acuerdos institucionales para hacer frente a las múltiples demandas de las familias, es importante implementar espacios optativos extracurriculares para que los alumnos puedan concurrir y expresarse. Una alternativa es la biblioteca con acceso a computadoras para que puedan reunirse y hacer trabajos escolares. Otra opción son los talleres gratuitos de deporte para varones y mujeres, torneos, talleres de teatro y ajedrez. Con esto se busca que los adolescentes tengan un grupo de pertenencia y se evite el “callejeo”.

Hay pluralidad de discursos acerca de la adolescencia. Considero que esta etapa de la vida es una construcción socio cultural de búsqueda de una identidad donde se va a lograr una progresiva independencia con el pasaje de la esfera familiar a la social. Es importante que cuándo el adolescente tiene momentos de crisis y dolor, malestar y oposición, se mantenga una relación asimétrica entre el adulto y el menor.

Hay heterogeneidad de sujetos que habitan la escuela. Las prácticas culturales en ella, deben servir para reflexionar y ordenar los discursos que a su vez tienen un efecto disciplinario en los deseos y expectativas de los docentes y alumnos.

Para concluir deseo expresar que es importante que en la escuela se trabaje con un currículum básico que permita formar a las subjetividades adolescentes contemplando a la diversidad, favoreciendo el uso de la palabra y el diálogo.

Según Scout, la diversidad se refiere a “una pluralidad de identidades y es vista como una condición de la existencia humana y no como el efecto de un enunciado de la diferencia que constituye las jerarquías y las asimetrías de poder”.

Es necesario mantener la asimetría y construir el deseo de saber, incorporando temas y problemáticas de interés adolescente, donde se permita el debate y el cuestionamiento de aquello que damos por sentado.

Es necesario delimitar el ámbito familiar y escolar así se mantiene una dialéctica entre ambos escenarios de vida diferente por los que transitan nuestros jóvenes.

Debemos aceptar el conflicto como algo inherente a la relación entre generaciones y eso es lo que acontece en la escuela media de nuestros días.

La memoria y su influencia en el aprendizaje

1 comentarios
La memoria ha sido, últimamente, una habilidad cognitiva menostenida en el proceso de enseñanza-aprendizaje, debido a un mal entendimiento de las corrientes constructivistas del aprendizaje. No obstante, resulta difícil obviar el papel tan relevante que juega la memoria en nuestro quehacer diario, recordarnos de que debemos hacer, de aquello que leimos ayer, de las noticias, del camino hasta casa o para ir a ver un amigo. Sin embargo, la memoria tiene otras aplicaciones que resultan igualmente importantes de cara al desarrollo de los aprendizajes básicos, resultando un punto muy importante en el proceso de tanto la lectura como la escritura, la comprensión en términos generales, el recuerdo de procedimientos básicos como las operaciones de matematicas, o el desarrollo de la ortografía.
A mi en particular me guata hablar fundamentalmente de Memoria auditiva y Memoria visual, aunque podriamos proceder a hablar sobre ella en diferentes términos.
La memoria
auditiva es aquella habilidad de aprendizaje que nos permite procesos tales como:
  • La descodificación lectora: en cuanto nosotr@s leemos una palabra que no conocemos o que no es frecuente por ejemplo " Prestidigitador" leemos letra por letra o silaba por sílaba, entonces es cuando la memoria auditiva analítica (de pequeños fragmentos) nos permite juntar las partes para formar la palabra entera y poder buscar su comprensión, sin esta función nos resultaria imposible leer este tipo de palabras, y lo que resulta más importante nos permite que podamos aprender a leer. En definitiva es la habilidad que nos permite desarrollar la ruta fonológica de la lectura.
  • Más adelante, cuando ya leemos otros contenidos más elaborados la memoria auditiva nos permite retener los significados que vamos incorporando con la lectura de frases o de paragrafos, permitiendonos entrelazar los significados y llegar posteriormente a una comprensión lectora.
  • Del mismo modo, la memoria auditiva nos permite desarrollar la comprensión auditiva, es decir, ir reteniendo las informaciones verbales externas y poder entrelazarlas, otro paso previo a la lectura y un mecanismo imprescindible para miles de acciones diarias, como seguir instrucciones, recordar una información, como por ejemplo las indicaciones para llegar a una dirección.
En cambio la memoria visual, juega un papel muy importante en otras habilidades básicas del aprendizaje:
  • De nuevo en la descodificación lectora la memoria visual es aquella que nos permite descodificar de forma global aquellas palabras que ya tenemos en nuestro vocabulario visual, como por ejemplo: "casa", no precisamos leer letra por letra, sino que leemos la palabra de forma global porque ya la tenemos retenida y la leemos globalmente y de forma ágil. Es decir, la memoria visual es sobre la que se sustenta la ruta visual de la lectura.
  • Por otra parte, en relación a la escritura, la memoria visual nos permite recordar como se escriben correctamente las palabras gracias a la cantidad de veces que las hemos visto, encontrándose incluidas en nuestro vocabulario visual, todos sabemos cuanto difícil resulta retener las normas ortográficas, situación ante la cual optamos por recordar las palabras mñas comunes, así como las reglas que vamos deduciendo de su escritura.
Ante la importancia de esta habilidad en breve publicaré un artículo con orientaciones de cara a la estimulación de la memoria en sus diferentes vertientes.

INTEGRACIÓN SENSORIAL. CÓMO CONVIVIR CON LA DISTORSIÓN

0 comentarios

PROBLEMAS EN LA INTEGRACIÓN SENSORIAL, EL DISCONFORT DE LOS SENTIDOS

Relajaros e intentad imaginar lo siguiente:
Encended la radio y no sintonicéis ninguna emisora; mantenedla en un sonido estático y subid el volumen.
Pedid a alguien que encienda y apague las luces cuando él quiera.
Sentaros en una silla rota (que tenga una pata más corta que las otras) y apoyaros en una mesa que también baile (imaginad una de las que están en los restaurantes y que nos hacen sentir muy incómodos).
Ahora poneros un jersey apretado y áspero, en lugar de una camiseta cómoda; poneros también unos calcetines al revés, y unos zapatos un número más pequeño.
Con todos estos aspectos en juego o sólo con un par de ellos, coger un libro e intentar aprender algo... Procurar mantener la calma, no os pongáis nerviosos y prestar atención a alguna persona que os intente explicar alguna cosa...

Esto nos lo propone Bárbara Viader, terapeuta especializada en Integración Sensorial. Ella ha exagerado la situación para que comprendamos mejor cómo se sienten los niños con dificultades para interpretar y organizar la información que les llega a través de los sentidos, lo que en términos técnicos se denomina ‘disfunción en la integración sensorial’.
Como veremos a lo largo de este artículo, muchos de los problemas que se observan en nuestros niños y que les causan dificultades de aprendizaje y de comportamiento se deben a esta disfunción en la integración sensorial.

La Integración Sensorial
La Integración Sensorial es la función que cumple el Sistema Nervioso al procesar todo lo que captan nuestros órganos sensoriales.
Cada día recibimos millones de estímulos que el Sistema Nervioso debe seleccionar, pues muchos de ellos son irrelevantes y debemos inhibirlos para no sentirnos abrumados y poder lograr los objetivos que nos proponemos en cada momento. Vivir sin esta inhibición sería realmente agotador y difícil. Sin ella, no podríamos prestar atención a lo que nos interesa, sino que atenderíamos a diferentes estímulos a la vez, teniendo que realizar un gran esfuerzo por centrarnos en la tarea más simple.
En cada uno de los pequeños actos que realizamos a diario, cada vez que nos movemos, hablamos, nos relacionamos con los demás… existe una perfecta coordinación entre la información que entra en el Sistema Nervioso a través de los sentidos, y la que sale, en forma de nuestro comportamiento y nuestra actitud ante todo lo que nos rodea. Cuando nuestro cerebro procesa de forma correcta los estímulos que nos llegan, respondemos adecuadamente y de forma automática.

Disfunción en la Integración Sensorial
En los niños, la disfunción en la integración sensorial se hace muchas veces evidente ya desde edades tempranas. Debe preocuparnos, pues compromete su futuro éxito escolar, su manera de relacionarse y su autoestima.
Son niños sanos, algunos con inteligencias superiores a la media, pero con comportamientos que sobresalen del grueso de los niños de su misma edad. Pueden mostrar una gran falta de control emocional, con reacciones exageradas y miedos a cosas habituales e inofensivas o a cualquier cambio en su rutina diaria. Tienen dificultad para prestar atención en clase y parecen no entender lo que se les dice. Se les califica como vagos y muy movidos y tienen problemas de aprendizaje.
Estos niños sufren un déficit en su integración sensorial, la información que llega a su cerebro no es bien interpretada y organizada por lo que son víctimas de esta desorganización. A menudo se les riñe y llama la atención, por lo que caen en estados de ansiedad y frustración. Como resultado, estos pequeños se vuelven apáticos o hiperactivos y agresivos, y pierden interés en las clases. Los habituales métodos de premios y castigos no tienen el efecto deseado, pues lo que nos parece un comportamiento negativo susceptible de ser corregido es, en realidad, una reacción automática de un sistema nervioso desbordado.

Los sentidos
Todos estamos familiarizados con los cinco sentidos de la vista, el oído, el tacto, el gusto y el olfato. Pero hay más…
De vital importancia es el sentido vestibular, pues nos ayuda a mantenernos erguidos y en equilibrio. Nos informa de los movimientos y posturas que debemos adoptar en cada momento para luchar contra la fuerza de la gravedad y no caer. Sin él no podríamos movernos libremente y sin miedo en el espacio que nos rodea.
También es importante el sentido propioceptivo, nos aporta información de nuestras articulaciones y músculos para que podamos regular movimientos de precisión y la fuerza que utilizamos en cada acto que realizamos. Sin él no podríamos utilizar ningún utensilio, por ejemplo, y seríamos realmente torpes.
Por último, el sentido del tacto es mucho más significativo de lo que normalmente suponemos. No solamente nos informa de la temperatura, la presión, el dolor, la dureza o suavidad de las cosas, etc. El sistema táctil tiene una gran influencia en nuestras emociones y sentimientos. A través del tacto experimentamos infinidad de sensaciones emocionales que impactan en nuestro estado de ánimo y determinan nuestra relación con los demás.

Síntomas que deben alertarnos
Una disfunción en la información que llega de los sentidos afectará siempre al carácter y comportamiento del niño, y por supuesto, a su rendimiento escolar. Algunos niños manifiestan desajustes en uno o varios de sus sentidos, otros los muestran en todos ellos.

El sentido más comúnmente afectado y el más importante para un buen rendimiento en el aula es el oído.
Al igual que existen muchas anomalías en la visión, también existen variadas formas de oír, que pueden dificultar el desarrollo del lenguaje y la atención, además de contribuir muy directamente en el estado de ánimo.
Un niño que no selecciona bien los estímulos auditivos, no podrá prestar atención a lo que dice el profesor en clase, o para hacerlo, tendrá que realizar un esfuerzo mayor que el resto de sus compañeros, esto es agotador y acaba distrayéndose al cabo de un rato. Constantemente nos llegan muchos y variados sonidos de nuestro entorno de los cuales no somos conscientes, pero estos niños no pueden "eliminarlos" para centrarse en lo que les decimos los padres o profesores. El caso es aún más grave cuando existe hiperacusia, cuando el niño oye por encima del nivel considerado normal. Entonces oirá sonidos que son inexistentes para la mayoría de nosotros que se añaden a todos los ya mencionados. Cuando la audición es muy sensible, puede llegar a ser dolorosa. Debemos prestar siempre especial atención a niños que se tapan los oídos ante los ruidos o la música. También a aquellos que parecen no escuchar, pues es posible que sufran de esta hipersensibilidad auditiva y utilicen la desconexión como un método de defensa. Por supuesto que tendremos en cuenta los niños con problemas en el lenguaje y en la atención. Y a aquellos que utilizan un tono de voz anómalo, pues es a través del oído que percibimos nuestra voz y así podemos regularla.

Cómo responde un niño ante el tacto puede darnos información sobre el estado de su integración sensorial. Algunos niños huyen del contacto físico con los demás, lo rechazan o reaccionan violentamente como si se les agrediese cuando otra persona les toca, sobre todo cuando lo hacen improvisadamente. Otros niños buscan más estimulación táctil de la que normalmente reciben, les gusta revolcarse por el suelo, luchar con fuerza y parecen no sentir dolor ante los golpes. En ocasiones buscan tranquilizarse o entretenerse tocándose insistentemente el pelo, la oreja, metiéndose algo en la boca…

Al igual que ocurre con los niños con disfunciones en la audición, su comportamiento puede parecer en ocasiones contradictorio. Niños que se quejan de pequeños ruidos se entusiasman con los petardos… niños que no parecen notar el dolor tanto como los demás, se quejan del roce de la ropa… Esto tiene una explicación: el provocarse dolor o una sensación táctil intensa hace que las pequeñas pero constantes molestias que sienten por su hipersensibilidad se vean amortiguadas por esa sensación más fuerte.

Los niños que no interpretan bien los estímulos vestibulares pueden mostrarse miedosos y torpes al correr, saltar, hacer deporte… Suelen huir de parques con columpios y toboganes, y probablemente no les guste montar en bicicleta o patinar. Otros, en cambio, no paran de correr, se suben a todas las vallas que ven y parecen no ser conscientes del peligro. Giran y saltan constantemente y les entusiasman los columpios, toboganes y atracciones de feria. Buscan continuamente una estimulación vestibular que no les llega con suficiente claridad y en la cantidad que necesitan.

En cuanto al sentido propioceptivo, cuando no informa adecuadamente nos encontramos con niños torpes y descoordinados. Niños que parecen romper todo lo que tocan, que no pueden evitar ensuciarse más que sus compañeros al comer y derraman a menudo lo que beben de un vaso. Se muestran rígidos en sus movimientos o todo lo contrario, parecen tener una tensión muscular débil. Podemos verles utilizar una fuerza exagerada para realizar un acto que no la requiere, o una fuerza insuficiente, esto se comprueba en la presión que ejercen al utilizar el lapicero al escribir o dibujar.

La visión, junto con la audición, es el sentido más importante en el rendimiento del niño dentro del aula. Problemas comunes como la miopía, hipermetropía, astigmatismo, etc. se deben a deformaciones orgánicas en el ojo propiamente dicho. Pero las deficiencias en la información que nos llega de los ojos, aún estando éstos en condiciones físicas perfectas, depende de cómo la interpreta nuestro cerebro. Es necesario que los ojos puedan converger ambos en un mismo punto sin realizar un esfuerzo mayor al habitual, y que puedan enfocar a diferentes distancias. Para poder leer y escribir es preciso que los dos ojos se muevan adecuadamente y de forma cómoda.
La respuesta ocular en los niños que tienen cualquier pequeño trastorno en su sistema nervioso, como es el caso de la integración sensorial deficiente, suele ser inadecuada. Son niños con dificultad para aprender a leer o escribir, que no les gusta hacer puzzles o dibujar… Podemos notar que son buenos alumnos salvo cuando trabajan sobre el papel o copian de la pizarra, entonces su atención es limitada y los resultados son pobres.

El gusto y el olfato son sentidos menores a los que normalmente damos poca importancia. Pero cuando estos sentidos perciben más información de lo habitual, pueden hacer que la vida del niño sea más incómoda y que éste sea etiquetado de caprichoso o maniático a la hora de comer o en lo referente a los olores. Son niños que normalmente perciben los olores antes que cualquiera que los acompaña y los reconocen, al igual que los sabores, mostrando desagrado por muchos de ellos.

A cuántos niños afectan los problemas de integración sensorial
La teoría de la Integración Sensorial puede explicar la mayoría de los problemas de aprendizaje y comportamiento, exceptuando aquellos derivados de una lesión o enfermedad neurológica. Por supuesto que hay muchos factores que pueden causar fracaso escolar y conductas problemáticas, pero según los expertos, el 70 por ciento de estos casos están relacionados con disfunciones en la integración sensorial.
La conclusión es que estas disfunciones sensoriales están detrás de la mayoría de los casos de déficit de atención, dislexias, disgrafías, dificultades con las matemáticas, la conducta, el desarrollo y la descoordinación motriz, la hiperactividad, la mala inserción social, disfunciones relacionadas con el autismo o problemas con la alimentación.
Según los diferentes criterios, se considera que del 5 al 20 por ciento del total de la población infantil padece algún tipo de disfunción en la integración sensorial.

Cómo ayudar a estos niños
Primero de todo, debemos tener presente que el sistema nervioso de estos pequeños no es tan estable como el de los demás. Son niños emocionalmente frágiles, para muchos de ellos el mundo que perciben no es un lugar seguro y divertido. Se muestran a menudo ansiosos y tienen poca tolerancia a la frustración. Reciben muchas llamadas de atención y castigos que van afectando su autoestima y el concepto que van creando de sí mismos. A esto hay que añadir sus pobres resultados en las tareas escolares.
Cuando un niño es propenso a las rabietas y la pérdida del control, cuando es muy sensible a los ruidos o los olores, cuando se pierde por los pasillos o es miedoso y torpe, cuando no acepta los cambios en la rutina o necesita moverse constantemente… adaptemos el entorno en la medida de lo posible para que concentrarse en sus tareas y mantener el control de la situación le sea más fácil. Adaptemos nuestra actitud para con ellos, manteniendo la calma y siendo conscientes de que nuestros actos y nuestro tono de voz pueden influir en su comportamiento.
Intentemos comprender al niño, intentemos imaginar cómo se siente, para así poder ayudarle y no tacharle de "tonto", "vago", "maniático", "malo", etc. El primer paso para ayudar a cualquiera de estos niños empieza por cambiar el concepto que tenemos de él y respetarle tal como es. Con calma y firmeza le haremos saber qué cosas debe cambiar de su comportamiento y deberemos comprometernos a acompañarle en esta difícil tarea. Por supuesto que nos marcaremos objetivos que sean posibles de conseguir por parte del niño. Un programa de recompensas cuando haya una mejoría en su conducta y una retirada de privilegios cuando el comportamiento sea inadecuado son estrategias beneficiosas para todos los niños.
También es muy beneficioso el aprendizaje multisensorial. Es aquel que utiliza todos los sentidos, no solamente la visión y el oído. Cuantos más sentidos estén implicados en aprender algo, más fácil resultará entenderlo y recordarlo. Los niños disfrutan experimentando, viendo y tocando, saboreando y moviéndose… Teniendo en cuenta que no todos los niños utilizan de la misma forma sus sentidos, es bueno darle una oportunidad a aquellos que necesitan utilizar el movimiento o el tacto, por ejemplo, para su aprendizaje.

Existen especialistas que pueden ayudar. Básicamente se trata de hacer que madure el sistema nervioso para que integre correctamente la información sensorial. Ya que el sistema nervioso tiene dos vías: una de entrada (los sentidos) y otra de salida (nuestras respuestas), la única manera de actuar sobre él es a través de los propios sentidos estimulándolos.
Los terapeutas ocupacionales expertos en Integración Sensorial proponen ejercicios que estimulan el tacto y el sentido vestibular. Éstos son dos de los sentidos que más directamente afectan a nuestro sistema nervioso. Primeramente hacen un estudio del niño para conocer cuáles son los ejercicios más adecuados en cada caso. (Consultar Terapia Ocupacional Pediátrica Isabelle Beaudry)
El otro sentido que más puede afectarnos después del vestibular y el tacto, es el oído. Para estimularlo y corregir audiciones defectuosas existen varios métodos de reeducación auditiva. Uno de los más conocidos y efectivos es el del doctor Guy Berard. (Consultar Vegakids)
El cerebro del niño madura de forma natural gracias a todos los estímulos que le llegan de su entorno y a cada uno de los movimientos que realiza. Por ello es importante pensar en una reeducación psicomotriz. Ésta consistirá en llevar a cabo un programa de movimientos básicos que el bebé realiza de forma innata en su desarrollo, como por ejemplo, el gateo. No existe una edad límite para la realización de estos programas, aunque los resultados y el tiempo necesario para llegar a ellos varían con la edad del niño. Cuanto más tiempo esperemos, más difícil será conseguir los mismos beneficios con el mismo esfuerzo.
Es necesario que estos niños visiten a un optometrista ante la posibilidad de necesitar una reeducación ocular, ésta suele resultar sencilla con muy buenos efectos en períodos relativamente cortos de tiempo.
Teniendo en cuenta que el niño es una unidad y que cada parte afecta al todo, ayudar a estos niños significa actuar desde diferentes frentes. En Barcelona está el Instituto Médico del Desarrollo Infantil, uno de los pocos sitios en nuestro país donde observan al niño en su conjunto y pueden proponernos una terapia multidisciplinar para ayudarle en todos los aspectos posibles. (Consultar Dr. Jorge Ferré ).
Nota de Rosina Uriarte: me consta que en Clavé Psicopedagogs se trabaja desde una perspectiva multidisciplinar a través de variadas terapias, muchas de ellas comentadas en esta artículo.

POSIBILIDADES Y LÍMITES PARA TRABAJAR EL PROBLEMA DE LA VIOLENCIA EN LA ESCUELA

0 comentarios

Gastón es un adolescente de familia de buen pasar económico, pero parece que sus padres no se preocupan mucho por él, concurre a la escuela con el uniforme desprolijo, no participa de las reuniones escolares ni de las actividades extraescolares. En la escuela presenta conductas agresivas y sus calificaciones son bajas debido a la escasa motivación por los aprendizajes.

Por tal situación, los progenitores son citados por el director. Concurre el padre solo, que al parecer muestra signos de autoritarismo. El hecho de no hacerse presente la madre puede estar indicando situaciones de violencia y amenazas en el hogar. La autoridad del colegio pide que se hable con el hijo para la modificación de esas conductas.

Al poco tiempo, posiblemente esta situación haya desencadenado una situación de violencia hacia sus pares, con daño físico.

La causa posiblemente sea una situación de violencia familiar que hizo que este alumno repitiera la situación que vivió en su casa, con un compañero. Podemos afirmar que si un niño vive en una familia no contenedora, autoritaria y donde se ejerce la violencia, este sujeto no está en condiciones psicológicas para estar motivado en los aprendizajes escolares. El director se pregunta acerca de las medidas a tomar, para que no se repita una situación semejante

Hasta aquí el relato de una situación real; ahora voy a pasar a analizar dicha problemática.

La violencia es un problema social que altera la vida individual, grupal e institucional. Desde la ética, es una violación a la integridad física y al derecho a la vida. Es el resultado de un proceso socio histórico y es una forma de ejercicio del poder mediante el empleo de la fuerza física, psíquica, económica o política. En la situación analizada estamos ante una situación donde se ejerce fuerza física y pertenece a un nivel de violencia individual.

De acuerdo con la Teoría Crítica, se tratará de identificar los factores psicológicos, sociales, culturales y económicos del contexto que pueden determinar situaciones de violencia. Se tratará de crear situaciones escolares que favorezcan la inclusión de Gastón en una mejor convivencia.

La violencia familiar es un problema social que atenta contra la formación de las futuras generaciones. Si el modelo de convivencia es violento, esto se va a transferir a otros ámbitos.

Las pautas de crianza pueden ser agresivas hacia el sujeto y si se articulan con un contexto social, familiar y personal que facilitan la violencia, a veces los padres justifican la agresión a favor de la educación de sus hijos; sin considerar que el sujeto es una persona que posee derechos que no pueden ser violados. La ruptura de estructuras familiares y el abuso por parte del padre irrumpe en la escuela. La escuela es un ámbito de detección de lo que el adolescente silencia por miedo o por vergüenza.

Se considera que la violencia entre pares es cuando algún sujeto se considera con mayor poder que otro y abusa del mismo. Gastón tuvo situaciones de indisciplina como molestar y empujar a sus compañeros pero la situación llegó a su punto más grave cuándo le fracturó la nariz a un compañero en un recreo.

Nos cabe reflexionar acerca de: ¿Cuál es el sentido de la violencia? Materializar el fracaso de la palabra para llegar a acuerdos que permitan resolver las diferencias. ¿Hay que mostrarle a Gastón que hay una autoridad para la resolución de conflictos?

¿Tenemos que construir un marco adecuado para la intervención frente a situaciones delicadas? ¿Tenemos que garantizar la discreción en el tratamiento de su caso en particular?

Los posibles caminos que debería transitar la escuela ante esta situación serían los siguientes:

En primer lugar debemos definir el conflicto: Analizar la realidad de Gastón y su familia. Hay que pensar que la escuela puede hacer algo por este joven. Debemos reconocer el conflicto como algo inherente a la escuela. Analizar la situación de agresión a un compañero considerándola como un acto de violencia y no de indisciplina

En segundo lugar habrá que analizar el caso para definir acciones a seguir donde implícita o explícitamente haya una actitud crítica hacia el hecho de violencia y dar un tratamiento específico y discreto a esta situación particular.

Dar la palabra y denunciar la violencia. La escuela debe desafiar esa cultura familiar y mostrar que hay otros modelos de relacionarse; si uno de sus fines es educar para la convivencia democrática. La escuela deberá reflexionar sobre dicha problemática y debatirla con el equipo docente.

Ante un caso de maltrato infantil o juvenil, la escuela debe denunciarlo. Además se deberán convocar a reuniones donde estén involucrados los actores y sus familias para analizar la situación.

La escuela deberá tomar medidas preventivas y estrategias de intervención para el tratamiento de dicha problemática.

EL MÉTODO BERARD DE REEDUCACIÓN AUDITIVA

2 comentarios

Guy Berard, médico cirujano y otorrinolaringólogo francés, inventó hace ya más de cuarenta años la terapia de reeducación auditiva que lleva su nombre.
Se trata de de un método que, mediante la escucha de música adaptada, tiene el objetivo de mejorar la calidad de nuestra audición.

Pero va mucho más allá de lo que pueda parecer en esta simple explicación, pues está demostrado que la forma en la que oímos determina nuestro estado de ánimo, nuestro comportamiento y otros factores de importancia como la capacidad de atención…

A pesar de ser una terapia aún no contrastada por la medicina y, por lo general, desconocida por parte de la mayoría de los profesionales de la otorrinolaringología, existen numerosos estudios y publicaciones que avalan los beneficios de esta técnica. Son cientos los reeducadores auditivos que la aplican en el mundo entero y muchas las asociaciones de pacientes tratados por este método que dan fe de sus resultados positivos.

En base a su experiencia con pacientes a lo largo de los años, Berard llegó a varias conclusiones: que muchos de los estudiantes con pobre rendimiento escolar tienen deficiencias en su calidad auditiva; que la mayoría de los niños autistas sufren de una hiperaudición que en muchos casos puede llegar a ser dolorosa; que la casi totalidad de los niños y adultos depresivos muestran un patrón común en su audiograma… Estas conclusiones dan una idea de la importancia del efecto de la audición en nuestro comportamiento y en cómo nos sentimos, nos relacionamos y funcionamos en nuestras tareas diarias. El doctor Berard hizo muchos más descubrimientos e ideó la terapia de reeducación auditiva, que al igual que si de una gimnasia para el oído se tratara, soluciona o mejora muchos de los problemas mencionados.

Estas mejoras las han experimentado a lo largo de varias décadas, miles de niños hiperactivos, con déficit de atención, problemas de lenguaje, autistas, personas depresivas, mayores con pérdida gradual de agudeza auditiva… incluso estudiantes de idiomas, músicos y cantantes…

El tratamiento es sencillo y se realiza en diez días, con dos sesiones diarias de media hora cada una. Durante estas sesiones el paciente escucha una música cuyas frecuencias han sido filtradas para adaptarse a sus necesidades concretas. Para determinar los objetivos a conseguir con el tratamiento se ha de llevar a cabo una audiometría que refleje cuáles son las condiciones exactas de la audición del paciente y cuáles las posibilidades de mejora con la reeducación. Al quinto día de terapia se volverá a realizar una audiometría para observar los cambios y la conveniencia de readaptar la modulación de la música para una mayor eficacia del tratamiento. Una tercera audiometría se hará al final del décimo día para comprobar los resultados. Pero éstos no serán definitivos, puesto que el efecto de la reeducación seguirá produciendo cambios a lo largo de los siguientes sies meses, después de los cuales se realizará la última de las pruebas auditivas.

La edad mínima en la que puede aplicarse la reeducación auditiva son los tres años, aunque Berard aconseja que se espere hasta los cuatro o cinco. En cuanto a la edad máxima, no hay límite, y es un tratamiento del que podríamos beneficiarnos todos

CÓMO LEE EL CEREBRO

1 comentarios


El cerebro está formado por dos hemisferios simétricos. Cada uno de ellos tiene funciones para las cuales está más especializado, pero ambos participan en todas estas funciones, trabajando conjuntamente en todas y cada una de nuestras interpretaciones y respuestas.

El hemisferio izquierdo, llamado también “simbólico” o “lógico”, es el controlador del lenguaje y del procesamiento secuencial de la información.
El hemisferio derecho, llamado “visual”, “postural” u “holístico”, se encarga de procesar la información córporo-espacial, trabaja con imágenes visuales y controla las funciones holísticas (relativas al todo, que lo considera todo a la vez).

El acto de leer, cuando se realiza con el hemisferio derecho, está basado en técnicas visioespaciales y holísticas, por ejemplo palabras enteras o el método "ver-decir". Este es el método de lectura que utilizamos en la Estimulación Temprana y que puede comenzarse a temprana edad. El niño pequeño es capaz de reconocer palabras completas y poco a poco va asociando la grafía de estas palabras a sus sonidos de modo que le será muy fácil aprender a leer palabras nuevas por sí mismo.

La lectura con el hemisferio izquierdo implica decodificar símbolos individuales, construir palabras a partir de letras y estructuras basadas en la fonética. Esta es la forma tradicional de aprender a leer, en la que el niño va interpretando letras de forma individual que van combinándose para reproducir los diferentes fonemas que forman las palabras.

Hay un momento en el proceso de aprender a leer en que el equilibrio del cerebro pasa de derecha a izquierda, aproximadamente a la edad de 6 ó 7 años.

A esta edad, cuando comienza el aprendizaje de la lectura y la escritura en el colegio, el niño necesita contar con unas coordenadas bien definidas y estables y un punto de partida para poder organizar la información sobre el papel, para no confundir “la” con “al”, las unidades y las decenas o los conceptos anterior y posterior, añadir o quitar, etc. Cuando fallan
estas coordenadas, se produce una tendencia al desorden. Aquí es donde puede aparecer la dislexia.

Las personas disléxicas parece que prefieren métodos de aprendizaje del hemisferio derecho. Cuando escriben o leen tienen dificultad para aplicar técnicas del hemisferio izquierdo.

Un dato curioso recogido en el libro de Sally Goddard "Reflejos, aprendizaje y comportamiento":
En el lejano oriente, donde el lenguaje escrito se basa en pictogramas, la dislexia raramente existe. Gran parte de la filosofía de oriente está basada también en el pensamiento del hemisferio derecho, por ejemplo, la capacidad de que el futuro, el presente y el pasado coexistan simultáneamente. Cuando soñamos hacemos esto, de manera que sucesos lógicamente desconectados se pueden observar juntos, a través de una representación holística y visio-espacial.


En esta prueba hay que decir los colores sin leer la palabra (que corresponde a un color diferente). Para realizar esta prueba, debemos inhibir la lectura que realiza el hemisferio izquierdo para decir el color de la palabra. El hemisferio izquierdo analiza las letras y lee, el derecho ve el conjunto, la imagen y distingue el color. Éste es un ejemplo de cómo compiten ambos hemisferios y cómo especialmente el hemisferio dominante (el izquierdo, el que interpreta las letras) intenta imponerse sobre la labor del hemisferio subdominante (el derecho, cuyo cometido es en este caso, reconocer el color). En los niños con problemas de lateralidad, en los que las dominancias no están claras, ambos hemisferios compiten en lugar de colaborar, por lo que, con esta prueba podemos hacernos una idea del esfuerzo que han de realizar estos niños para poder llevar a cabo actividades que son mucho más sencillas para la mayoría de sus compañeros.

EL ODREN NO IPMOTRA

SGEUN UN ETSDUIO DE UNA UIVENRSDIAD IGNLSEA, NO IPMOTRA EL ODREN EN EL QUE LAS LTEARS ETSAN ERSCIATS, LA UICNA CSOA IPORMTNATE ES QUE LA PMRIREA Y LA UTLIMA LTERA ESETN ECSRITAS EN LA PSIOCION COCRRTEA. EL RSTEO PEUDEN ETSAR TTAOLMNTEE MAL Y AUN A SI PORDAS LERELO SIN POBRLEAMS. ETSO ES PQUORE NO LEMEOS CADA LTERA POR SI MSIMA, SNIO LA PAALBRA EN UN TDOO.
PRESNOAMELNTE ME PREACE ICRNEILBE.
TNATOS AOÑS DE COLGEIO A AL BSAURA…

En este texto vemos una prueba de cómo colaboran los dos hemisferios a la hora de leer en el caso de un buen lector sin problemas de lateralidad y con un Cuerpo Calloso bien desarrollado (recordemos que es éste el que realiza el trasvase de información de un hemisferio al otro). En la lectura de estas palabras desordenadas, el hemisferio izquierdo interpreta las letras y lee propiamente dicho, pero el derecho reconoce las palabras como un todo, como una imagen, por lo que impide que el desorden en las letras entorpezca la lectura.

TMR: TERAPIA DE MOVIMIENTO RÍTMICO

2 comentarios


Harald Blomberg, médico sueco, es el creador de esta terapia de movimiento rítmico que está demostrando ser un gran éxito especialmente en casos de TDA-H (déficit de atención con o sin hiperactividad), también esquizofrenia, parálisis cerebral y otros trastornos.

Es una terapia fácil de llevar a cabo y habitualmente resulta agradable para la mayoría de los pacientes. Se trata de la realización repetitiva de movimientos rítmicos que implican todo el cuerpo. Se llevan a cabo sobre el suelo y se basan principalmente en la imitación de los movimientos propios realizados por los bebés de forma natural durante su crecimiento y desarrollo. Bastarán de 10 a 15 minutos diarios para comenzar a notar los beneficios en pocas semanas. Sin embargo, reconstruir el cerebro de esta manera lleva tiempo por lo que la terapia deberá llevarse a cabo de forma contínua y diaria durante normalmente un año para resolver los problemas de atención y las dificultades de aprendizaje.

Estos movimientos suponen una insistente estimulación de varios sentidos y órganos del cuerpo. Esta estimulación hace que madure el sistema nervioso, al igual que madura y se desarrolla el cerebro del bebé que los realiza de manera espontánea. Esto consigue que la atención y la concentración aumenten y la impulsividad y la hiperactividad disminuyan. También logran un mejor tono muscular, junto con una mejoría en la postura, la respiración y la resistencia. Todo esto, a su vez, influye positivamente en la capacidad de atención.

Harald Blomberg es doctor en medicina y especialista en psiquiatría. Tiene más de quince años de experiencia y ha ayudado a muchos niños y adultos con problemas locomotores, TDA-H, problemas de aprendizaje y autismo. Podéis encontrar más información sobre esta terapia en su página web y para información sobre los cursos que se organizan en España, consultar con Eva María Rodríguez (reflejosprimitivos@hotmail.com).

Lateralidad y aprendizaje

0 comentarios
A menudo oimos hablar de la lateralidad como un aspecto importante para el correcto desarrollo de los aprendizajes y así es. El establecimiento de la lateralidad implica el asentamiento de un lado del cuerpo en la realización de la mayoría de tareas, esta dominancia se establece en 4 partes importantes de nuestro cuerpo siendo estas el ojo, la mano, la pierna y el oído. En nuestra sociedad la mayoria somos diestros, la cual cosa no implica que el hecho de ser zurdo pueda implicar la presencia de dificultades a nivel de aprendizaje, aunque resulta importante tener en cuenta que el tipo de escritura que realizamos está pensado, por su direccionalidad, para personas diestras y este hecho implica ciertas incomodidades para los zurdos, (como podemos ver en la fotografia, a menudo deben adoptar posiciones incomodas para poder ver aquello que escriben) al igual que muchos de los mobiliarios escolares.
En el único aspecto en el que es recomendable que se establezca unicamente una dominancia diestra es en oído, aunque el resto de las dominancias sean zurdas, esto es debido a que el procesamiento de la información auditiva es más eficaz desde el oído derecho, mientras que desde el oído izquierdo este procesamiento de la información resulta más lento y por tanto menos eficaz.
El establecimiento de una lateralidad bien definida implica que el niño y la niña puedan tener unos referentes corporales más claros, facilitando de este modo el dominio del esquema corporal y de este modo la orientación espacial que resulta tan importante en el desarrollo del aprendizaje de la lectoescritura.
En el estudio de la lateralidad resulta fundamental distinguir entre las tareas aprendidas y las tareas innatas, puesto que en algunas ocasiones l@s niñ@s copian de otras personas la preferencia manual en las tareas de lectura y escritura, mientras que en otras tareas de tipo más innato como sean abrir una puerta, coger las cosas peinarse, ... utilizan la mano contraria, pudiendo haberse equivocado de este modo al utilizar la mano no dominante en tareas de aprendizaje.
Otro aspecto relevante a tener en cuenta en el estudio de la lateralidad consiste en distinguir entre dominancia ocular motora y dominancia ocular sensorial, puesto que de lo contrario, valorando tan solo la dominancia ocular motora podemos realizar diagnósticos erroneos de lateralidad cruzada. La dominancia ocular motora es aquella que nosotros escogemos de forma innata para realizar acciones como por ejemplo mirar a traves de un tubo o un calidoscopio o mirar a lo lejos a traves un hueco. En cambio la dominancia ocular sensorial es la más importante en relación al aprendizaje, ya que es la que guia los procesos de percepción, conviene tener en cuenta que para la valoración de esta dominancia deber estar correctamente configurada la binocularidad.

Material de estimulación recomendado: Lectura Eficaz

0 comentarios
Una de las asignaturas que suelen preocupar más a educadores y padres y madres resulta el desarrollo de la comprensión lectora, el desarrollo de la cual ya ha sido motivo de diferentes artículos de este blog, en este ámbito a pesar de no ser un material nuevo, me parece muy recomendable la colección de la Editorial Bruño Lectura Eficaz, se trata de una colección en la que hay un gran número de libros graduados en función de su dificultad, pero esto no es lo que resulta más interesante, sino que lo que me gusta de esta colección es que cada libro va acompañado de un cuadernillo de actividades.
Estos cuadernillos de actividades (se llaman juegos de lectura) son bastante atractivos gracias a sus ilustraciones y a la variedad del tipo de actividades que incluyen. Resultan especialmente interesantes puesto que no solo trabajan simplemente la comprensión lectora, sino que también trabajan habilidades visuales, potenciando al mismo tiempo la velocidad lectora, así como actividades de vocabulario, de desarrollo morfosintáctico, siempre relacionados con el tema del libro que van leyendo.
En general resulta una material muy recomendable.

Una buena herramienta para el desarrollo escolar de l@s niñ@s talentosos y superdotados: el Enriquecimiento Curricular

0 comentarios
Ciertamente, el tratamiento escolar de l@s niñ@s talentosos y superdotados plantea casí tantas dificultades como el de aquell@s con dificultades graves de aprendizaje, considerando ambos casos como alumn@s con necesidades educativas especiales, a pesar de que se destinen más recursos a aquellos con dificultades. Este planteamiento es lógico desde el punto de vista que necesitan de mayores apoyos para desarrollar sus habilidades, mientras que se considera que l@s alumn@s con mayores capacidades no precisan de tantas atenciones. Sin embargo, perdemos de vista el hecho que la escuela debe procurar que tod@s sus alumn@s desarrollen sus potencialidades al máximo. Ésta necesidad se pone de mayor manifiesto en el caso de l@s talentos@s, ya que aparte de unas grades potencialidades en determinados aspectos suelen presentar dificultades en otros, lo cual provoca rechazo hacia determinadas tareas pudiendo sucumbir ante el fracaso escolar a causa de estas dificultades.

Los proyectos de enriquecimiento curricular, tienen una serie de características que por nuestra experiencia nos parecen los más adecuados para el planteamiento curricular de estos alumnos, ya que:

· No implican la segregación del aula, permanecen en el aula con sus compañer@s, no viéndose señalados por realizar tareas distintas.

· Ni medidas como la aceleración que sitúan al alumno/a en un contexto en el que sus compañer@s son mayores, teniendo en cuenta que a menudo su evolución afectiva no tiene porque corresponderse con su desarrollo cognitivo.

· Se enmarcan en un contexto ordinario, sin separar al alumno de la sociedad ordinaria como implicarían las escuelas dedicadas exclusivamente a esta tipología de alumn@s.

· En el caso de l@s talentos@s nos permiten hacer hincapié en aquellos aspectos en los que no presentan unas habilidades tan desarrolladas y que a menudo resultan clave para su desarrollo escolar, siempre y cuando haya una precisa programación detrás.

· Además estos programas no avanzan contenidos propios de otros cursos, con lo cual el alumno no tiene porque ir avanzado respecto a sus compañeros en la adquisición de los aprendizajes, sino que adquiere estos de forma más profunda.

No obstante, después de hablar de las ventajas de los programas de enriquecimiento curricular, conviene especificar en qué consisten este tipo de programas.

En primer lugar, debemos partir del conocimiento que disponemos del niño e interesarnos por sus intereses y motivaciones, así como por aquellos aspectos en que es más hábil y sus puntos débiles.

A partir de aquí se eligen unos contenidos de carácter transversal (es decir, que se puedan trabajar desde cualquier área del conocimiento) a los contenidos de un área, lo más común es partir de áreas como ciencias naturales o sociales, que son las que nos permiten de forma más sencilla aplicar la transversalidad. Por ejemplo, eligiendo como núcleo del programa los animales, desde el área de lenguas podríamos exigirle que redacte textos expositivos sobre la temática en cuestión, desde matemáticas que busque una serie de informaciones de tipo estadístico, desde sociales que nos indique cuales son hábitats de los animales en cuestión y el tipo de clima y orografía que precisan, … Así lo podríamos realizar desde cualquier área de forma más o menos sencilla.

El carácter motivador de este tipo de programas facilita que podamos exigir a l@s alumn@s en relación a aquellos aspectos en los que presentan dificultades, por ejemplo en realizar sus tareas con una presentación adecuada o realizar las tareas de tipo más mecánico que debe hacer como sus compañer@s.

Este tipo de temáticas permite que el/la alumn@ aprenda habilidades tan importantes como la búsqueda de información y selección de esta, fomenta la autonomía y nos permite al profesorado dirigir sus inquietudes intelectuales, al mismo tiempo que despertamos su interés hacia temáticas diversas.

Un punto clave en estos programas resulta el seguimiento de las evoluciones del alumno y su evaluación, la cual dependerá en gran medida del proyecto de enriquecimiento, de sus características y del producto final que le exigimos.

Realmente consiste en una técnica, en nuestra opinión, muy válida y relativamente fácil de aplicar, además resulta una médida que no tiene por que resultar aplicada unicamente a un alumno en concreto.

Jornadas interesantes sobre TDAH en Barcelona

0 comentarios

El próximo 17 de noviembre la Fundación Adana, especialista en TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) organiza sus jornadas sobre dicha temática. Entre las conferencias que se presentaran destacan: "La repercusión académica del TDAH" y "Preescolares y TDAH" entre otros. Estas jornadas como en anteriores ediciones resultan de gran interés tanto para educadores y profesionales que trabajan con niñ@s con TDAH como para padres y madres.
Os dejo un link a su página web, donde además podreís encontrar diferentes documentos interesantes sobre TDAH:

WEB DE LA FUNDACIÓN ADANA

Problemas de comprensión lectora

0 comentarios
Este es un problema que nos encontramos muchas veces en nuestra consulta. En la mayoría de ocasiones lo que sucede es que a pesar de que el niño sabe leer bien o muy bien voz alta realmente no procesa correctamente la información del texto, esto puede suceder por diferentes causas:

  • El tipo de lectura que hace no se corresponde con el objetivo de la lectura.
  • No relaciona convenientemente la información del texto
  • El vocabulario del texto es excesivamente alto para él/ella
  • La lectura no le resulta motivadora
  • No utiliza mecanismos de autocontrol de su propia comprensión

Otra pregunta que se nos plantea es: ¿Que podemos hacer en casa para ayudarlo?

  1. Asegurarnos de que realice una lectura lenta y reposada cuando deba hacer una lectura comprensiva, es decir, que no se precipite.
  2. En este proceso es muy importante que se detenga en cuanto se dé cuenta de que no ha comprendido parte del mensaje. Siendo importante entonces volver a leer aquella parte que no entendió, recurrir al diccionario si hay vocabulario que no comprende o explicarle aquella parte más difícil de comprender para que pueda seguir leyendo con una comprensión plena.
  3. En ocasiones resulta recomendable hacer una lectura en la que después de cada parágrafo, o incluso después de cada oración si es necesario, se realice un pequeño resumen de aquello que ha leído, que os lo explique o bien que lo escriba en una frase. De esta manera facilitaremos que relacione más tarde los acontecimientos que se suceden en la lectura.
  4. En el momento en que la lectura no resulta motivadora es importante poner a su alcance libros, cuentos o incluso periódicos deportivos que se ajusten a sus intereses , e incluso realizar lecturas compartidas , es decir, leer conjuntamente con él o ella, ayudándole a comprender aquello que está leyendo y dándole pistas que faciliten su comprensión.
  5. Es bueno que en casa l@s niñ@s vean que sus padres leen, ya que esto los puede motivar mucho, incluso en algunas ocasiones recomendamos, establecer un rincon de lectura en casa, es decir, que uno o dos dias a la semana se establezca un espacio de tiempo en el que tod@s leemos, desde los más pequeños hasta los más grandes. Este rincon da pie a compartir la lectura e incluso después hablar sobre ella.

Bien esperamos que estos consejos os resulten de utilidad.

10 consejos para motivar la lectura

0 comentarios
La motivación para la lectura es una asignatura difícil en nuestros días, puesto que los medios audiovisuales han ganado un terreno que anteriormente era su feudo, resulta difícil competir contra dibujos animados y aún más contra videojuegos interactivos. Por este motivo la lectura debe ser promovida y no tan solo en la escuela sino también en casa, puesto que como todos sabemos l@s niñ@s copian los modelos que ven en su casa.
Aquí exponemos una serie de consejops que consideramos clave:
  1. Dejar al niño que elija sus lecturas en función de sus intereses e inquietudes (siempre que el nivel de la lectura sea semejante al suyo). Leer periódicos deportivos es una buena actividad si motiva a nuestr@ hij@ y lo debemos potenciar si es de su interés, aunque debemos potenciar otros tipos de lecturas, ya sean referentes a otros temas de interés como animales, juegos, prensa, etc.
  2. Establecer momentos de lectura conjunta, podemos aprovechar el fin de semana para dedicar un rato para ponernos a leer todos en el salón.
  3. Leerle cuentos o historias, aunque ya los pueda leer por si mismo, nosotros le podemos dar más vida e ilusionar su lectura.
  4. Ejercer de modelo, si nosotr@s leemos ell@s leen.
  5. Visitar periodicamente la biblioteca de nuestro municipio, aprovecharlo para leer, buscar libros nuevos publicaciones que sean de nuestro interés.
  6. Participar en actividades de animación a la lectura de nuestra ciudad, lecturas de cuentos por ejemplo.
  7. Otra forma de motivar resulta establecer un termometro de lectura en algún lugar visible de la casa, donde cada un@ apunte los libros que ha leído. Aunque conviene tener claro que a pesar de que leer mucho es bueno también conviene asegurar que entienden lo que leen.
  8. Facilitarle lecturas con información de aspectos cercanos a él/ella, a veces podemos encontrar leyendas sobre sitios de nuestra ciudad. Asimismo, especialmente cuando son pequeñ@s resulta fácil escribir pequeñas narraciones en las que sean los protagonistas, tal vez es la mejor manera de motivarlos.
  9. Otra manera de leer resulta aprovechar las nuevas tecnologías, especialmente la búsqueda por internet y las enciclopedias informatizadas, estos medios tienen la ventaja de tener el soporte audiovisual y suelen ser más motivadoras y enriquidoras ya que permiten de forma más clara la interacción, al mismo tiempo que podemos enseñar a nuestr@s hij@s a discriminar la información relevante de aquella que no lo és.
  10. Quien sabe tal vez escribiendo un blog conjuntamente sobre los libros que leemos en casa ...
Aquí os dejo un video que creo que resulta muy claro y clave para potenciar la lectura desde casa:

Desafíos para trabajar la problemática de la discriminación en las escuelas

0 comentarios

“Primeramente: Todos los hombres han de ser encaminados a los mismos fines de la ciencia, costumbres y santidad. En segundo lugar: todos los hombres, sea cualquiera la diferencia que presenten en sus cualidades, tienen una única e igual naturaleza humana dotada de los mismos órganos. Tercero: la expresada diversidad de cualidades no es sino exceso o defecto de la armonía natural…” (Comenius, “Didáctica Magna”)

La escuela de hoy está inmersa en un contexto socio – cultural, donde los problemas sociales la atraviesan.

Uno de dichos problemas es el de la discriminación. En el contexto actual de crisis, la diferencia es una de las características de la vida social debido a cambios tales como la globalización de la economía, la influencia de las nuevas tecnologías de la información y comunicación y la pluriculturalidad. Por lo tanto, en la sociedad conviven grupos diversos, donde el tema de la igualdad y la diferencia es difícil de tratar.

Tenemos que partir de considerar que como sujetos somos todos iguales y como actores personales somos colectivamente diferentes.

La ciudadanía social universal reclama como piso la igualdad de derechos y garantías para todos y pone énfasis en la satisfacción de las necesidades básicas, solo a partir de esto, podemos comenzar a aceptar las diferencias.

José Nun, sostiene que la construcción de una ciudadanía es inseparable a la de los derechos humanos. La integración como iguales de los miembros de una Nación se logrará cuándo no se discrimine a ningún sujeto, solo así se podrá gozar de derechos civiles, políticos, sociales y culturales

Zaffaroni, Juez de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Argentina, considera que el problema de fondo es el de la formación de la identidad en adolescentes y jóvenes. Solo se podrá desarrollar una identidad a partir de la posibilidad de una inserción laboral y profesional de nuestros jóvenes. Sin una identidad, la sociedad excluye, discrimina.

Al hablar de discriminación, vemos que es un concepto que tiene múltiples significados:

En primer lugar, podemos afirmar que etimológicamente, discriminar significa “separar, distinguir, diferenciar una cosa de otra”, y ésta es una acepción positiva, pues es bueno discriminar lo verdadero de lo falso, lo correcto de lo incorrecto.

Entendida ésta como diferenciación, todos los sujetos necesitamos de procesos positivos de discriminación, para formar nuestra identidad.

Desde el punto de vista social, el considerar a la discriminación como el dar trato de inferioridad o diferenciado a una persona o grupo por motivos raciales, religiosos, políticos etc. en desmedro de su dignidad. Por prejuicios, no se respeta la igualdad ante la ley, sus derechos y libertades.

También consideramos que la acción negativa hacia el prójimo provoca su expulsión, que puede ser física o simbólica. Un ejemplo podría ser no discriminar en la escuela a alumnas embarazadas, docentes homosexuales, a hijos de inmigrantes, etc.

En la sociedad, la discriminación, puede adquirir las siguientes características: ser una expresión de poder que torna vulnerable al discriminado. Actuar contra ella es siempre una situación de conflicto social y cultural.

Quienes sufren de “discriminación”, pueden a su vez “discriminar” a otros debido a la tensión ocasionada.

Los motivos para discriminar pueden ser: por características físicas, psíquicas, por origen étnico, religioso o cultural, por sexo y orientación sexual, por hábitos o elecciones de vida, por condiciones socio- económicas, edad o creencias.

El Estado es responsable de realizar prácticas desiguales para compensar las desigualdades tradicionales.

A veces hay contradicciones entre “el discurso” y lo que “se hace”, por ejemplo: podemos pronunciarnos a favor de la inclusión y la no discriminación y luego rechazamos la inclusión de aquellos que son diferentes.

Otras veces detrás de la “naturaleza” de las diferencias se esconden relaciones de poder entre hombres y mujeres, o desigualdades más básicas y elementales.

Por último, algunas de las características que adquiere la discriminación en la escuela son:

La escuela, como agente socializador, puede reproducir todas las prácticas discriminatorias que hay en la sociedad.

Además, la escuela puede producir prácticas discriminatorias propias de las tareas que en ella se realizan como lo son las evaluaciones y los rótulos que se le dan a los alumnos.

La pedagogía prescriptiva excluye a quienes se desvían de la norma, considerando a los alumnos como anormales o enfermos.

La idea de una escuela neutra dejó sus marcas en el tratamiento de los problemas sociales. Hay que aceptar que el reconocimiento de la heterogeneidad y el conflicto son inherentes a toda institución social, y la escuela, es una de dichas instituciones.

Para terminar es importante resaltar algunos de los criterios a tener en cuenta por los docentes para trabajar dicha problemática en la escuela: Es necesario resignificar la función de la educación y trabajar con un currículum contextualizado.

* Atender tanto a los discursos como a las prácticas: además de trabajar en el nivel cognitivo apuntar a que esto se traduzca en actitudes y prácticas cotidianas. Toda acción encierra un juicio y debemos articular lo ético con las pautas de conducta y hábitos. Hay que dar un tratamiento específico de acuerdo a cada situación particular. Se puede informar y trabajar sobre los derechos humanos pero esto solo no hará que se erradiquen las prácticas discriminatorias. Se puede trabajar con textos, películas, documentos, escritos sobre los derechos humanos.

* Articular lo cercano y lo lejano: hay que hacer un abordaje global de las prácticas discriminatorias en el nivel cercano (familia, escuela, barrio) y en el lejano (Estado, grupo social, relaciones Internacionales) aceptando y respetando la diversidad cultural. En un proyecto educativo hay que partir de lo lejano y luego llegar a lo cercano donde está instalado el prejuicio, el maltrato y la segregación. Se puede debatir sobre la igualdad y la diversidad, definir a la discriminación, cuestionar y problematizar las presiones grupales, analizar los derechos humanos en otras épocas históricas y lugares geográficos. Luego se pueden analizar artículos de diarios como también hacer estudio de casos.

* Reflexionar sobre la historicidad de este tema resignificando la memoria colectiva: tener una mirada histórica para entender que la discriminación es una construcción cultural e histórica y que puede llegar a cambiarse. Trabajar estrategias donde se analicen anécdotas o fallos judiciales, comprender la biografía de grandes pensadores o analizar películas documentales.

Recomendación de lectura: Guia de la adopción

0 comentarios
Recientemente, he tenido el placer de leer un libro sobre la adopción que trata los temas más clave de esta forma de convertirse en familia como su título dice. La verdad es que resulta muy recomendable tanto para profesionales de la psicología y la psicopedagogía como para maestr@s y especialmente para padres y madres, tanto en proceso previo a la adopción como de forma posterior a ésta.
Entre sus contenidos trata los puntos más importantes a tener en cuenta en este proceso tan bonito y a la par tan complejo, entre ellos conviene destacar:
  • El proceso de espera a la adopción
  • Los primeros contactos
  • El periodo de adaptación
  • Que supone para el niñ@ ser adoptad@
  • Las dificultades que van surgiendo en el proceso
  • Como y cuando hablar con ell@s de la adopción
Además la autora Beatriz San Román tiene un blog que resulta de especial interés, aquí os dejo un enlace para visitarlo: La aventura continúa.
Otro punto que puede interesar a los maestr@s es la siguiente guia que publica como guia para los educadores: Guia para educadores sobre adopción.
Las referencias del libro son las siguientes: San Román, Beatriz. La aventura de convertirse en familia. Blur ediciones. Barcelona (2006).

Una prueba senzilla para evaluar la presencia de dificultades de integración interhemisférica

6 comentarios
Esta es la llamada figura universal, es una de las herramientas que utilizamos para la detección de problemas de integración interhemisférica, se trata de una sencilla prueba que nos indica la capacidad del niñ@ de percibir la información procedente de cada hemisferio cerebral, así como la capacidad de cruzar la línea media que es la que se correspondería con el cuerpo calloso. Esta figura ya formaba parte del Baby-Bender (publicado en Zazzo, Rene et altres. Manual para el examen psicológico del niño. (1981) Madrid. Ed. Fundamentos) entre otras figuras.
El procedimiento examen es muy sencillo, tan solo se debe enseñar la figura y ell@s lo deben copiar en la misma. Enseguida veremos si es capaz de reproducir adecuadamente la figura, tiene dificultades para cruzar la línea media o realiza una reproducción muy desajustada de la figura. En los dos últimos casos se evidenciaran dificultades de integración interhemisférica, al mismo tiempo que de coordinación visomotora.
Es importante tener en cuenta que el hecho de que realicen correctamente la figura no implica que no posean dificultades de integración interhemisférica, sino que esta fase perceptiva ya la han superado, resulta siempre necesario valorar el desarrollo psicomotor para asegurarnos la ausencia de dificultades de integración interhemisférica, valorando ante todo el grado de contralateralización.

EFICACIA: el punto intermedio entre la impulsividad y la reflexividad

1 comentarios

La impulsividad y la reflexividad son dos polos opuestos de forma que tiene los alumnos de encarar los procesos de resolución de problemas. En primer lugar haremos una pequeña descripción del significado de estos estilos de aprendizaje.

Impulsividad

Se caracteriza por dar una respuesta muy rápida ante un problema, de forma que antes analizar convenientemente la cuestión ya ha producido una respuesta. Esta rapidez puede provocar que a menudo sus ejecuciones sean poco precisas y se guíen mucho por el ensayo error, aunque ante determinadas tareas, este tipo de comportamiento es poco útil, por ejemplo ante un examen, donde probablemente no nos percataríamos del error de forma previa a entregar el examen, ya que nuestro estilo cognitivo tampoco nos permitiría repasar las respuestas dadas. La mayor ventaja de la impulsividad es la velocidad en la resolución de tareas, aunque su mayor desventaja se refiere a la falta de precisión.

La impulsividad es propia de niñ@s de hemisferio izquierdo muy dominante; así como la podemos encontrar asociada a alumnos con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) con predominio impulsivo.

Reflexividad

La reflexividad supondría la contraposición a la precipitación o impulsividad, de forma que se trata de aquella persona que antes de producir una respuesta ante un problema valora todas las posibles soluciones, así como todos los elementos que intervienen ante esta cuestión, de este modo procura asegurar que la respuesta que produce es la más adecuada ante el problema. No obstante, la desventaja de este tipo de estilo cognitivo es que el tiempo que precisa para producir una respuesta es muy elevado, motivo por el cual en determinadas ocasiones su conducta cognitiva tampoco resulta adaptativa. Pongamos por ejemplo un examen con tiempo limitado o en el caso de adultos un proyecto que debe terminar en un plazo concreto, es muy probable que en el caso del examen pueda realizar tan solo una parte de este; al mismo tiempo puede presentar dificultades para entregar el proyecto a tiempo, aunque este resulte un proyecto brillante.

La reflexividad en su extremo es propia de niñ@s de hemisferio derecho muy dominante; también puede encontrarse relacionado con alumn@s TDAH de predominio desatento, es decir, aquellos que no muestran un exceso de movimiento pero muestran muchas dificultades para centrar la atención.

EFICACIA

Por suerte la mayoría de las personas nos encontramos en un término medio en el continuo entre impulsividad y reflexividad. Esto nos permite regular nuestro tipo de respuesta ante la situación problemática pudiendo emitir una respuesta más o menos rápida y más o menos reflexionada, lo que nos permite ser más eficaces en nuestras tareas.

ALGUNOS CONSEJOS PARA CONSEGUIR UNA TENDENCIA MÁS EFICAZ

Ante un niñ@ impulsiv@:

Tenemos de tener en cuenta que en el procesamiento de la información no media la reflexión, de forma que carecen absolutamente de cualquier tipo de estrategia metacognitiva, ante esta situación la mejor manera de ayudarlos es entrenandolos en el uso de una estrategia de este tipo como podria ser la siguiente:

1. Antes de empezar: PARO

2. OBSERVO

3. PIENSO QUE DEBO HACER

4. ACTUO

5. REPASO

Esta estrategia metacognitiva es la que realizamos más o menos todas las personas ante una situación nueva de forma innata, sin embargo l@s niñ@s impulsiv@s no la utilizan, motivo por el cual se la debemos proporcionar externamente.

Ante un niñ@ excesivamente reflexiv@:

La principal dificultad que presentan este tipo de alumn@s resulta el manejo del tiempo, el cual les resulta muy difícil de medir y gestionar, ante esta situación se trata de entrenarlos en la resolución de tareas sencillas de forma rápida y de enseñarles a gestionar convenientemente su horario, por ejemplo por las tardes en casa tener muy pautado lo que se debe realizar después de cada tarea y cuanto tiempo deben tener estas tareas (el tiempo debe ser un tiempo factible para realizar la actividad en cuestión).

Entrevista al profesor Ricardo Dolorier

1 comentarios
El otro día tropecé con esta entrevista al profesor Ricardo Dolorier y me hizo pensar en si realmente no anda del todo mal encaminado. Acaso no resulta importante que los niños sepan pronunciar correctamente en la lectura oral, esto les debe facilitar la comprensión lectora posterior, si no sabemos entonar resulta muy difícil que comprendamos, puesto que leemos, por muy rápido que lo hagamos, sin saber lo que estamos leyendo. Seguramente, la lectura oral es un paso previo a una buena lectura silenciosa. Escuchen al profesor a ver que les parece:

Artículos relacionados