Problemas de comprensión lectora

Este es un problema que nos encontramos muchas veces en nuestra consulta. En la mayoría de ocasiones lo que sucede es que a pesar de que el niño sabe leer bien o muy bien voz alta realmente no procesa correctamente la información del texto, esto puede suceder por diferentes causas:

  • El tipo de lectura que hace no se corresponde con el objetivo de la lectura.
  • No relaciona convenientemente la información del texto
  • El vocabulario del texto es excesivamente alto para él/ella
  • La lectura no le resulta motivadora
  • No utiliza mecanismos de autocontrol de su propia comprensión

Otra pregunta que se nos plantea es: ¿Que podemos hacer en casa para ayudarlo?

  1. Asegurarnos de que realice una lectura lenta y reposada cuando deba hacer una lectura comprensiva, es decir, que no se precipite.
  2. En este proceso es muy importante que se detenga en cuanto se dé cuenta de que no ha comprendido parte del mensaje. Siendo importante entonces volver a leer aquella parte que no entendió, recurrir al diccionario si hay vocabulario que no comprende o explicarle aquella parte más difícil de comprender para que pueda seguir leyendo con una comprensión plena.
  3. En ocasiones resulta recomendable hacer una lectura en la que después de cada parágrafo, o incluso después de cada oración si es necesario, se realice un pequeño resumen de aquello que ha leído, que os lo explique o bien que lo escriba en una frase. De esta manera facilitaremos que relacione más tarde los acontecimientos que se suceden en la lectura.
  4. En el momento en que la lectura no resulta motivadora es importante poner a su alcance libros, cuentos o incluso periódicos deportivos que se ajusten a sus intereses , e incluso realizar lecturas compartidas , es decir, leer conjuntamente con él o ella, ayudándole a comprender aquello que está leyendo y dándole pistas que faciliten su comprensión.
  5. Es bueno que en casa l@s niñ@s vean que sus padres leen, ya que esto los puede motivar mucho, incluso en algunas ocasiones recomendamos, establecer un rincon de lectura en casa, es decir, que uno o dos dias a la semana se establezca un espacio de tiempo en el que tod@s leemos, desde los más pequeños hasta los más grandes. Este rincon da pie a compartir la lectura e incluso después hablar sobre ella.

Bien esperamos que estos consejos os resulten de utilidad.

Artículos relacionados