Técnicas de Estudio: El Subrayado


En el artículo “Técnicas de estudio”, comentamos que trataríamos cada uno de los puntos que nos ayudaría a estudiar y a comprender mejor aquello  que estudiamos.
El concepto del que hablaremos en este caso es del Subrayado.
El subrayado es una buena técnica de análisis del contenido del texto y ayuda a realizar una lectura comprensiva así como una síntesis del mismo.
Subrayar consiste en destacar en el texto alguna palabra, frase o parte del contenido que queremos resaltar. Esto nos aporta grandes ventajas:
- facilita el estudio activo,
- personaliza el estudio haciéndolo motivador,
- permite diferenciar las ideas principales,
- aumenta la concentración,
- simplifica las fases siguientes (resumen y esquema) y
- facilita el repaso y la precisión del texto.

Además, la lectura del subrayado, permite recuperar aquello más importante del texto.
La Técnica del Subrayado implica:
- Leer, entendiendo las ideas que el texto incluye.
- Seleccionar, realizando marcas o señales previos sobre el texto (marcar idea principal, conceptos importantes, …)
- Subrayar en una segunda lectura.

La lectura comprensiva es un requisito previo fundamental. Ésta, se caracteriza por interpretar el significado del texto, es decir, profundizar en el contenido y en las ideas.
Cuando realizamos el subrayado es necesario hacer algunas marcas que nos ayuden a diferenciar las ideas principales de las secundarias, así como las palabras clave.

Consejos para realizar un subrayado adecuado:
- Subrayar en una segunda lectura, en ésta es cuando tenemos una visión y estructura global del texto.
- Subrayar párrafo por párrafo. Habitualmente cada párrafo tiene una idea principal.
- Marcar las palabras claves.
- Evitar subrayar palabras desconocidas. Cuando aparezcan, buscar su significado.
- Subrayar el mínimo necesario.
- Utilizar un código personal que ayude a facilitar el significado de aquello estudiado.
- Evitar estudiar de un libro subraya por otra persona.

Siguiendo estos pasos conseguiremos realizar una buena técnica del subrayado, el cual nos servirá, además, de gran utilidad para las técnicas del resumen y el esquema que deberíamos realizar a continuación.

Fuente:
Ballenato, G. (2010). Técnicas de estudio. El aprendizaje activo y positivo. Madrid: Ediciones Pirámide.

Artículos relacionados