¿Qué es y que nos puede aportar la taxonomia de Bloom?

En un artículo reciente citaba la taxonomia de Bloom como herramienta importante en el desarrollo de las escuelas inclusivas. La taxonomia de Bloom no es una herramienta nueva si no que se trata de una gradación de conocimiento realizada por Benjamin Bloom en 1948 en la Universidad de Boston, esta gradación propone unas categorias en las que graduar la dificultad de adquisición de nuevos conocimientos, de forma que un mismo contenido se puede abordar desde diferentes niveles de dificultad, aspecto que puede ser una gran herramienta de cara a la planificación curricular en una aula diversa.
La gradación propuesta por Bloom se referia a los siguientes grados de dificultad, ordenados de menor a mayor dificultad (pondré como ejemplo un contenido referido al estudio de los minerales):
CONOCER (recoger información)
Se trata de conocer y recordar hechos, por ejemplo fechas o saber que existe una cosa determinada, resultando de este modo un grado de conocimiento asequible para todos.
Por ejemplo: saber que es un ecosistema

COMPRENDER
Entender aquello que debemos aprender, pudiendolo explicar o demostrar. Poder extraer alguna conclusión de aquello aprendido.
Por ejemplo: entender porque se genera un ecosistema, poder explicar el porque de este.

APLICAR
Utilizar aquello aprendido, poderlo aplicar a la realidad. Es la capacidad de poder aplicar los conocimientos adquiridos a una situación concreta.
Por ejemplo: dibujar un ecosistema con todo aquello que debe poseer

ANALIZAR
1r grado de conocimiento superior. Poder explicar el objeto de aprendizaje, comprendiendo las diferentes partes que implican el nuevo aprendizaje, poderlo categorizar.
Por ejemplo: realizar un mapa conceptual donde se expliciten las relaciones que se establecen entre los diferentes elementos de un ecosistema y el porque de éstas.

SINTETIZAR
Ser capaz de crear a partir de aquello adquirido, es decir, el alumno es capaz generar un modelo a partir del aprendizaje realizado, es capaz de ir más allá del nuevo aprendizaje e incorporar aspectos nuevos.
Por ejemplo: imaginar un ecosistema teniendo en cuenta todos los aspectos que se deben considerar en él.

JUZGAR
Ser capaz de juzgar, valorar otros materiales a partir del aprendizaje adquirido.
Por ejemplo: predecir que sucederá en un ecosistema en el que se han alterado las relaciones establecidas entre ellos. Otra opción podria ser valorar los ecosistemas realizados por otr@s alumn@s.

Utilizar de este modo un buen uso de la Taxonomia de Bloom en la programación del aula puede permitir adaptar la programación del aula a los diferentes alumn@s que podemos tener ella, tanto de aquellos que tienen un buen nivel de competencia como de aquellos que presentan un nivel bajo de competencia.
Mas información sobre la Taxonomia de Bloom en:
Eduteka
Teachers corner
Otro enlace recomendado

También podeís ver esta interesante presentación:

Artículos relacionados