Los hábitos lesivos para la voz y recomendaciones de prevención

A continuación presentamos un breve listado de cuáles son los hábitos perjudiciales para nuestra voz, hábitos externos e internos, de situaciones personales, ambientales, etc. todos estos, entre muchos otros son recomendables evitar y/o erradicar, ya que con el tiempo, aunque no lo parezca (sobre todo los internos, emocionales) a la larga pueden ser muy perjudiciales.


Hábitos lesivos:
  • El tabaco. Es el agente más dañino para la mucosa laríngea, irritante de tal manera que las cuerdas vocales pierden movilidad debido a la inflamación de la mucosa.

  • El alcohol y el café, ya que deshidratan las cuerdas vocales.

  • Comer excesivos picantes y comidas demasiado saladas (también demasiado dulces). E ingerir alimentos a temperaturas extremas.

  • Sustancias como el eucalipto y determinados caramelos, que no son hidratantes.

  • Ambientes demasiado secos, contaminados, cargados de humo, aire acondicionado, calefacción, etc (resecan el ambiente e irritan la mucosa laríngea y los pliegues vocales).

  • Cambios bruscos de temperatura.

  • Hablar en situaciones de estrés emocional, nerviosismo, tensión, etc. La voz está directamente relacionada con las emociones.

  • Hablar durante un tiempo demasiado prolongado. En el caso de hacerlo, después haremos reposo vocal.

  • Murmuro / susurrar.

  • Llamar o competir con el ruido ambiental.

  • Tensar los músculos de la cara, cuello, hombros, laringe, etc.

  • Esfuerzos laríngeos innecesarios.

  • Aclarar la garganta, toser demasiado fuerte y carraspear con esfuerzo, ya que podemos dañar los pliegues vocales. En vez de hacerlo, beberemos agua.

Como logopedas nuestra tarea es recomendar evitar y cortar estas conductas perjudiciales para la voz. ¿Cómo lo haremos?
Facilitando las medidas de higiene vocal, ya que son un pilar básico en la educación de la voz, ayudando a mantenerla sana, y son imprescindibles desde el inicio de cualquier terapia, ya que agilizan la recuperación. Por lo tanto, entendemos por "higiene vocal" todas aquellas indicaciones que, en conjunto, facilitan tanto la prevención de los problemas de la voz, como el mantenimiento de la salud vocal, también después del tratamiento. A continuación presentamos algunas de ellas.
Medidas de higiene vocal:
  • Alimentación equilibrada. Evitando ingerir alimentos demasiado fríos o demasiado calientes.

  • Respirar tranquila y adecuadamente.

  • Respiración nasal, porque el aire se calienta y adquiere la temperatura corporal, y filtra las partículas ambientales (evitar respiración bucal). Mantener las fosas nasales limpias y libres para facilitar esta acción.

  • Respetar el descanso nocturno. Y no comer en abundancia antes de ir a dormir.

  • Mantener la mucosa de la laringe bien hidratada, bebiendo agua natural de manera regular durante el día. Para hidratar la mucosa, además de beber agua, podemos hacer de vez en cuando, inhalaciones de vapor (vahos) sin aromas que resequen, tomar infusiones, etc.

  • Hacer gárgaras nos es útil en infecciones laríngeas. Se harán con suavidad y con sustancias no irritantes.

  • Hacer bostezos para relajar la zona faríngea-bucal.

  • Procurar hablar pausadamente con una intensidad moderada, y con un tono claro y cómodo.

  • En caso necesario hacer ejercicios de calentamiento vocal antes de hablar.

  • Proyectar la voz haciendo uso del soporte adecuado (independiente de la laringe).

  • Utilizar una postura adecuada para hablar: confortable, derecha y simétrica, sin realizar fuerza con el cuello o la musculatura facial.

Como ya hemos comentado, todas estas pautas, deben estar presentes en cualquier tratamiento vocal y en etapas posteriores a éste, ya que se pueden volver a caer en malos hábitos y provocar (tanto si ya antes del tratamiento estaban presentes, como si no) lesiones vocales.
Por la buena evolución del tratamiento es necesario seguir estas medidas y todas las indicaciones que le proporcione el logopeda.

Artículos relacionados