Superdotación, precocidad y talentos

El término superdotado ha llevado a numerosas confusiones y malentendidos, los cuales en muchas ocasiones han resultado en consecuencias negativas para el/la alumn@, como ya nos apuntaba en un anterior artículo Leopold Carreras (prejuicios existentes en superdotación). En este sentido considero fundamental establecer una diferenciación clara entre lo que debemos entender como superdotación, los talentos simples, los talentos complejos y la precocidad. Esta distinción resulta clave tanto para el diagnóstico como para su posterior enfoque educativo.

SUPERDOTACIÓN

La Superdotación responde a un perfil de persona con altas capacidades en todos los ámbitos, es decir, que destaca en la mayoría de sus facetas, no tan solo en las habilidades verbales y lógicas, sino que también suelen tener una elevada inteligencia social. Asimismo poseen unas elevadas habilidades en la mayoría de las funciones ejecutivas.

Además suelen presentar un elevado Compromiso con la tarea, es decir, que se muestran aplicados e interesados en las tareas de aprendizaje, de modo que abocan una cantidad de energía muy elevada a la resolución de problemas o actividades.

Otro punto importante a tener en cuenta resulta la Creatividad, l@s alumn@s superdotad@s también suelen tener una elevada creatividad ya sea en las tareas gráficas o bien en tareas musicales o en el momento de resolver problemas o tareas complejas.

Esta definición responde fundamentalmente al modelo de los tres anillos de Renzulli, la teoría más aceptada en la evaluación de la Superdotación.


PRECOCIDAD

Se entiende por aquella etapa entre los 0 y los 6 años en los que el/la niñ@ muestra un desarrollo precoz de los aprendizajes, se trata de aquell@s niñ@s que desarrollan con mayor facilidad el habla, adquieren un vocabulario elevado, realizan un aprendizaje precoz de la lectoescritura, etc. Aunque a estas edades resulte difícil establecer un diagnóstico claro de Superdotación debemos tener en cuenta que much@s de est@s niñ@s en el futuro pueden desarrollar un talento o una superdotación, aunque también encontraremos otr@s que no lo harán.


TALENTOS

Los talentos@s son la rama más compleja, en cuanto a respuesta educativa se refiere, de las altas capacidades. Los talentos son aquell@s que presentan unas habilidades muy superiores a la media en un aspecto concreto (talentos simples) o en diferentes (talentos complejos), pero careciendo de un perfil de globalidad como el propio de los superdotad@s. A veces la escuela no proporciona una respuesta del todo adecuada a los talentos, sobretodo dependiendo del talento del cual se trate, los cuales a veces son incluso difíciles de diagnosticar. Sin embargo, la existencia de talentos simples no exime de que algun@s alumn@s puedan presentar talentos más de un talento diferente sin que necesariamente se tengan que constituir estos en un talento complejo.

En el caso de los talentos conviene remarcar la presencia de talentos complejos (destacan en más de un área) y los talentos simples (destacan en un solo aspecto o área). A continuación detallo los talentos simples y después los complejos:

Talentos simples:

Talento lógico

Se trata de aquell@s alumn@s que poseen unas habilidades muy desarrolladas en relación al razonamiento lógico, es decir, la capacidad de deducir e inducir relaciones, así como hallar relaciones de causalidad. Suelen ser poco flexibles ya que se rigen por una marca racionalidad, lo que les puede resultar difícil entender situaciones sociales o ciertos comportamientos que “no entran en sus esquemas”

Talento verbal

Se trata del talento que se caracteriza por la capacidad de manejar información relativa al lenguaje, ya sea de forma oral o escrita, de modo que suelen presentar un nivel de vocabulario avanzado, un buen desarrollo de la expresión oral y escrita, así como unas facilidades excepcionales para la lectura.

Talento creativo

Se trata de aquell@s alumnos que poseen facilidad para buscar soluciones únicas, aportar un punto de vista diferente ante la situación concreta, suelen ser alumnos poco organizados pero que en un momento determinado pueden aportar una respuesta brillante.

Talento matemático

Se trata de aquell@s alumn@s que poseen una gran facilidad para el manejo de datos cuantitativos y numéricos, tanto en su representación como en su cálculo, mostrando una muy buena comprensión de las relaciones que se establecen en esta disciplina del conocimiento.

Talento deportivo

Las personas con talento deportivo destacan por su habilidad en el manejo de su cuerpo, es decir, seria la inteligencia propia de los deportistas de élite o de los bailarines, por ejemplo.

Talento social

Este talento se distingue por la capacidad de interacción social satisfactoria con los demás, mostrando habilidades tales como el liderazgo y la empatía.

Talentos complejos:

Talento académico: resulta de la combinación de un talento lógico y verbal, así como de una elevada capacidad de gestión de la memoria. A menudo este tipo de talentos pueden ser confundidos con superdotad@s si no se tienen en cuenta las características de tipo más global y creativo de los superdotad@s. Asimismo también suelen presentar un talento matemático.

Talento artístico – figurativo: se trata de aquell@s alumn@s que poseen unas capacidades elevadas en todo aquello relativo a las artes, resultando una combinación de talento musical y de habilidades plásticas y espaciales, al mismo tiempo que destacan en relación a la creatividad, así como a menudo en relación al razonamiento lógico.




Conviene citar como fuentes que utilizado para la realización del presente artículo: La guía para la detección e intervención educativa del Colegio de pedagogos de Cataluña, y el Protocolo de indentificación de alumnos con altas capacidades del Colegio de Psicólogos de Cataluña.


10 comentarios:

Iris Fernández dijo...

El blog me parece muy interesante. Me gustaría invitarlos a participar de la Red de Educadores Latinoamericanos, de reciente creación en NING:

http://educamerica.ning.com/

Saludos
Iris Fernández

Marc Giner Llenas dijo...

Muchas gracias Iris, nos pasaremos por vuestra red.

Saludos,

Marc

Anónimo dijo...

Hola Marc, tengo que agradecerte lo esclarecedor de tu artículo. He leido mucho sobre superdotados desde que mi hijo de 9 años hizo un test de CI bastante por encima del conocido 130. Ahora está más claro lo que tengo en casa, no es un superdotado, cosa que yo también dudaba, sinó un talentoso.
Muchas gracias de nuevo. Conchi

Marc Giner Llenas dijo...

Hola Conchi,

Gracias por tu comentario, pienso que es importante tener clara la distinción puesto que el término superdotado puede llevar a equivocos que suelen jugar en contra del niñ@, sobretodo si se trata de un talentoso, no se puede decir que un niñ@ es superdotado solo teniendo en cuenta su CI, eso es un error que no deberia darse actualmente.

Saludos y gracias por el comentario,

Marc

Anónimo dijo...

Estimado Marc: me resultó interesante, y me interesa dialogar acerca de qué relación establecés entre "talentos" y las "múltiples inteligencias".
Lo segundo, presentás dos talentos complejos, qué criterio aplicaste para seleccionar estos dos?
Un abrazo, seguimos en contacto

Marc Giner Llenas dijo...

Hola amig@,

La relación que se establece para mi es bastante sencilla, de forma que una persona superdotada presentaria un perfil completo con un buen nivel en todas o casí todas las inteligencias de Gardner, mientras que prácticamente cada talento simple coincide con una de estas inteligencias.
Por otra parte, en cuanto a los talentos complejos no se trata de una agrupación que haya realizado yo, si no que se trata de una clasificación de la que ahora mismo no te sabria dar las fuentes. Yo lo he extraído básicamente de los enlaces que apunto al final del artículo, aunque lamentablemente estan en catalan.
Saludos,

Marc

Sarah A. Manzano dijo...

La verdad es que nunca he encontrado información concisa o más bien lacónica acerca del tema. Para mí es menester informarme acerca de-, debido a que se me fue exhortada la ampliación de conocimientos relativos a aquello por una persona que presumió expuesta "herramienta" en mí. Y debo decir que en términos de educación, nos encontramos en la edad de piedra, todavía los medios, ni los sistemas académicos en los países subdesarrollados no conciben la posibilidad de un estudiante superdotado y dicho estudiante está expuesto a los mecanismos que el círculo social escolar es capaz de tomar cuando de advierte una diferencia en un compañero, y recibe tratos desiguales despectivos inclusive por parte de los "facilitadores de aula" o maestros.

Marc Giner Llenas dijo...

Hola Sarah,

Aunque supongo que no te servirá de consuelo te tengo que decir que aqui en España (pais supuestamente desarrollado), tampoco se tiene en cuenta a menudo l@s niñ@s superdotad@s o talentos@s en la planificación curricular, y lógicamente tampoco se da la respuesta educativa conveniente, la cual cosa es una verdadera pena.
Saludos,

Marc

Anónimo dijo...

Sé que han pasado un par de años desde el último comentario, pero he descubierto el blog sólo ahora. Tengo un hijo de seis años con una capacidad de distracción en la escuela ENORME. Las maestras me han dicho que está por encima de la media en muchos aspectos pero que le basta un nada para escapar a su galaxia personal. Hace unos dibujos increíbles, llenos de detalles, en perpectiva y últimamente nos tiene un poco moscas porque ha desarrollado un puente espiritual alucinante. Dice que quiere morirse para estar con Jesús, para decirle que le quiere.. Llora mientras lo dice, a lágrima viva. Me pregunta por cómo será la vida en el paraíso, piensa constantemente en ello, en el Amor de Jesús. Se ha proclamado su "soldado, el guerrero de Jesús". Le compone canciones pensando en la crucifixión y en la "segunda vida de Jesús". ¡Un niño que habla de la pasión de Cristo, que se conmueve por su sufrimiento, que piensa en la misericordia y se acuerda de los soldados que mataron a Jesús, que piensa en Hitler, en el destino de Napoleón, en Leonardo da Vinci, a quien podrá conocer si se muere ahora y así "pedirle que le enseñe todo lo que Leonardo sabía hacer: sus ciudades, sus inventos"! Un día me preguntó que una vez que llegue al paraíso "¿cómo hará para encontrar a sus abuelos y a Leonardo entre tanta gente?" Su pasión por la arquitectura es enorme. Dibuja palacios, casas, castillos, puentes, iglesias, cúpulas... con un increíble sentido de las proporciones. Pero también confunde la T por la D, la B por la P -¿es disléxico?- a pesar de que lee bien y en dos idiomas (italiano/español) Mi hijo está aprendiendo a tocar el violonchelo y tiene un oído para la música increíble. ¿Me podrías dar alguna indicación de qué tipo de niño es mi hijo? Sinceramente estoy un poco perdida.
Muchas gracias, Susana

A. dijo...

Hola! Me interesa muchísimo este tema, sobretodo para comprender un poco más la situación que yo pasé duranté la pubertad y adolescencia. Actualmente tengo 25 años, estudio una licenciatura en música, y aunque no soy psicóloga, en general ésta me ha interesado de casi toda la vida, además de que estoy familiarizada con terminología y cuestiones relacionadas porque he trabajado en el área de recursos humanos y conozco las pruebas psicométricas y de otros tipos que se aplican a niños y adultos. Por supuesto que no podría ni debería autodiagnosticarme, pero intuyo que por lo que describen aquí, que yo haya encajado en el perfil de una niña 'precoz' y con 'talento', más que una superdotada. Por aquel entonces (12 años) mi C.I. estaba en 120, pero no he vuelto a hacer una prueba en la actualidad. Durante la primaria fui una alumna destacada, al grado de querer ser ascendida de grado, lo cual no pudo llevarse a cabo. Al llegar a la secundaria mis calificaciones se mantuvieron buenas, pero ya no notables, hasta que llegó un punto en el que ya no podía ni emocional ni intelectualmente con la escuela, al grado de abandonar después del primer año de preparatoria y buscar una escuela abierta, porque mi autoestima decaía cada vez más. No supe nunca de qué manera pudieron haberme ayudado para evitar el supuesto 'fracaso escolar' ya que la mayoría de mis compañeros no tenían este tipo de problemas y mi generación era muy brillante en su mayoría. Hasta la fecha, en mi carrera presento rezagos en ciertas áreas relacionadas más con razonamiento lógico-matemático, pero no logro sobrepasarlo, y no sé qué actitud debería tomar a estas alturas de mi vida, o si simplemente deba asumir que quizá no soy tan buena en esas áreas e intentar esforzarme muchísimo. Quisiera lograr un equilibrio en mi vida académica, por lo menos ahora en mis últimos años en la escuela, de ser posible. Me gustaría mucho recibir orientación al respecto. Muchas gracias por su atención!

Artículos relacionados