La discalculia es más frecuente que la dislexia

Fuente original del artículo: Terra: La dificultad con los números es más común que la dislexia, según un estudio (8 de junio de 2008)



La discalculia, la dificultad para aprender las matemáticas, es más común que su versión literaria, la dislexia, según indica un estudio elaborado en Cuba y dado a conocer hoy en un congreso científico en el Reino Unido.


El estudio, dirigido por Brian Butterworth, del Instituto de Neurociencia Cognitiva del University College London, junto con el Centro cubano de Neurociencia, halló que, de 1.500 niños examinados, de un 3 a un 6 por ciento mostraban signos de discalculia, mientras que entre un 2,5 y un 4,3 por ciento los tenían de dislexia.

Al igual que la dislexia, la discalculia, que concierne al aprendizaje de operaciones matemáticas o aritméticas, puede ser causada por un déficit de percepción visual o problemas en cuanto a la orientación secuencial.

Se considera que la dislexia es más frecuente en países que, como los anglosajones, tienen un idioma con una ortografía difícil.

Al presentar su trabajo, en el Festival de Ciencia de Cheltenham (oeste inglés), Butterworth hizo un llamamiento a las autoridades y educadores británicos para que están atentos a los síntomas de la discalculia, de modo que puedan ofrecer ayuda a quienes la sufran.

'Muchas personas tal vez ignoran que padecen esta condición, e incluso si descubren que es así, no hay organizaciones que puedan ayudarles como las hay para la dislexia', lamentó el profesor.

Cuando el estudio fue divulgado en Cuba, los ministerios de Educación y Sanidad se apresuraron a encargar un estudio nacional para determinar el alcance del problema, señaló Butterworth.

'Los cubanos la han reconocido (la discalculia) como un problema real y serio para el futuro de los niños', aseguró el profesor, en declaraciones a la agencia británica PA.

La dificultad con los números tiene un impacto 'en las oportunidades de trabajo y la salud', y los escolares que la padecen 'son infelices', mientras que sus profesores se sienten impotentes al no poder ayudarles, prosiguió el experto.

Butterworth ha diseñado una simple prueba para identificar a posibles afectados, quienes, en su opinión, deberían recibir ayuda para aprender desde pequeños.


3 comentarios:

patricia dijo...

que interesante este estudio, siempre he creido y he estudiado que muy pocas veces se ven casos de discalculia.
mi blog es: psicopedagogia-patricia

Marc Giner Llenas dijo...

Hola de nuevo Patricia,

Ciertamente el tema de las discalculias está muy poco desarrollado y se habla muy poco de él, pero estudios como este demuestran que es un trastorno del aprendizaje real y que no podemos dejar pasar desapercibido ya que afecta a much@s de nuestr@s alumn@s, así que es importante que se vaya haciendo una labor de myor concienciación en este sentido, ya que se habla mucho de dislexia (tal vez no tanto como se deberia), pero muy poco de discalculia.
Saludos,

MArc

francisca dijo...

la verdad es que es un tema muyt poco tratado
somos 6 estudiantes que hacemos la tesis sobre la discalculia
queria saber si nos pueden ayudar con estrategias para la discalculia

fransua_83@hotmail.com


muchas gracias

Artículos relacionados