La evaluación y práctica de la escritura (2a parte)

La expresión escrita, el dominio de ésta, seria el punto culminante del proceso de aprendizaje de la escritura, en este artículo trataré los aspectos más relevantes a tener en cuenta en el trabajo de su evaluación así como de práctica, a modo de continuación de los artículos previos La evaluación y práctica de la escritura (1a parte) y La escritura, la necesidad de planificación y orientación temporal. Resulta importante tener en cuenta que en aquell@s alumn@s que no han desarrollado su expresión oral de forma suficiente presentaran muchas dificultades en la expresión escrita, sobretodo aquell@s que tengan dificultades en relación a la temporalidad de su discurso.

En la expresión escrita debemos contemplar 4 aspectos básicos, los cuales son:
  • La estructura
  • Los contenidos
  • La cohesión textual
  • La coherencia textual
La estructura del texto
Un primer punto a evaluar en la expresión escrita se centra en la capacidad de estructurar los contenidos a transmitir, en función del registro textual empleado y de la ordenación de las ideas. De este modo la estructura del texto variará en función básicamente de la intencionalidad del autor y del registro empleado para cumplir esta intencionalidad. L@s niñ@s y adolescentes suelen tener bastante clara la estructura propia del registro narrativo, sin embargo suelen presentar sensibles dificultades para redactar textos expositivos o incluso descriptivos, ya que generalmente la estructura propia de estos textos no es trabajada tan directamente en la escuela.

Los contenidos
El desarrollo de los contenidos resulta clave para hacer llegar el mensaje al receptor. En este sentido debemos tener presente si los contenidos se adecuan al tipo de registro utilizado, por ejemplo no realizaremos un texto expositivo utilizando elementos fantasiosos o de suspense más propios del texto narrativo. Asimismo en relación a los contenidos también resulta importante tener en cuenta el léxico utilizado, si este es propio del registro a utilizar o bien si resulta suficientemente formal. Otro punto a tener en cuenta será el desarrollo de los contenidos, si este resulta suficiente o en cambio no se han trabajado sufiencientemente estos y no quedan claros para el lector, o por el contrario los contenidos son repetidos de forma innecesaria.

La cohesión textual
La cohesión textual responde a la necesidad de que el texto resulte integrado en un todo y no resulte la suma de una serie de partes sin nexo en común. En la valoración de la cohesión textual juegan un papel muy relevante en uso de la puntuación y de los nexos o conectores textuales, que permiten dar al texto una uniformidad y enlace entre ideas.

La coherencia textual
Por último la coherencia textual, se refiere al uso de los mecanismos de secuencialidad y temporalidad en el texto, que permiten la comprensibilidad por parte del lector, en caso de que no se respete la temporalidad encontraremos saltos temporales que nos dificultaran mucho la comprensión de lo leído al no poder enlazarlo con los contenidos anteriores. Al mismo tiempo, en relación a la coherencia textual, tambíen debemos tener presentes el uso de los mecanismos de referencia en relación a la persona (también pueden ser referidos al tiempo), sobretodo en los textos narrativos es frecuente encontrar niñ@s que omiten esta información, de modo que al no saber de quien hablan en la narración podemos tener dificultades para comprender la narración.

Artículos relacionados