El acoso escolar, una realidad de nuestros días

Actualmente, de forma especial en la Educación Secundaria Obligatoria podemos encontrar muchos chicos y chicas que sufren acoso por parte de sus compañeros y compañeras, el principal problema reside en que estos/as normalmente sufren en silencio puesto que suelen considerar que en el caso de que avisen a sus profesores o a sus padres el problema en lugar de solucionarse se agrave. Por suerte casos como el de Jokin, el caso que hizo saltar la alarma social ante un fenomeno que no es nuevo, son muy poco frecuentes, pero conviene estar muy alerta, puesto que las consecuencias psicológicas para ell@s son muy importantes.
Ante estos casos la mejor respuesta es la prevención, tanto desde el entorno escolar como el familiar, en este último resulta muy importante cuidar la comunicación emocional, es decir facilitar la expresión de sentimientos dentro del entorno familiar, es bueno no limitarnos a preguntar: "¿Que tal hoy en el cole?", a lo que seguramente recibiremos por respuesta "Bien", resulta importante saber como se siente nuestro hijo en el ámbito escolar, cuales son sus amistades y preocuparnos por sus aficiones. Es evidente que en la adolescencia nuestros hijos suelen mostrarse menos abiertos a la comunicación con nosotros, prefiriendo encerrarse en su habitación. No obstante, como padres debemos disponer de esta información, no es bueno intentar sonsacarle la información, ya que a menudo es más fácil que se cierren en si mismos. Lo más recomendable es ofrecer modelos comunicativos asertivos que faciliten momentos en los que podamos expresar libremente nuestros sentimientos, a menudo los adultos no expresamos nuestros temores, nuestras dudas, inquietudes o sentimientos de tristeza, aspectos que son naturales en nuestra cotidianidad, por este motivo si nuestros hijos observan que no pasa nada por expresar como nos sentimos (evidentemente, tampoco debemos cargar a nuestros hijos con nuestros problemas), ellos podrán expresar los suyos con mayor facilidad dentro del entorno familiar.
A veces podemos ver que nuestro hijo no se comunica con nosotros y dejar pasar el tiempo hasta que nos demos cuenta que tal vez exista un problema.
Obviamente, este problema no concierne solo al entorno familiar, sino que resultan de gran importancia las actuaciones preventivas que se realicen desde la escuela, decimos preventivas porque a nuestro entender son las que facilitan mayormente la convivencia en las aulas y el respeto entre los alumnos y alumnas. En este sentido encontramos numerosos enlaces en internet con recursos para el abordaje de esta temática en la escuela. Resulta especialmente importante potenciar las habilidades sociales y los valores de los alumnos y alumnas, en especial de:
Los planes de acción tutorial que incluyen este tipo de contenidos son los que proporcionan unos mejores resultados, no solo disminuyendo la posibilidad de que aprarezcan los casos de bullying (acoso escolar), sino también facilitando la convivencia en la escuela, tanto entre los alumnos como entre estos y el profesorado.
La acción una vez detectado una caso de acoso resulta mucho más compleja si antes no se han trabajado los aspectos que explicábamos anteriormente. No obstante, un elemento clave a tener en cuenta es que se debe poner en conocimiento a la familia de los acosadores y establecer un plan común, no resulta útil emprender tan solo medidas de tipo punitivo con los acosadores, sino que resulta necesario también tener entrevistas con ellos y saber el porque de sus acciones, a menudo los propios acosadores son los que tienen más problemas y su manera de desquitarse es haciendo daño al más débil (la cual cosa evidentemente no lo justifica), de forma que es necesario también hacerlos partícipes de la solución del problema. En caso de que no contemos con el soporte de las familias y los acosadores/as se encuentren criminalizados puede ser que en lugar de solucionar el problema lo acrecentemos, puesto que pueden atribuir lo malo que les está sucediendo al acosado/a. Resulta muy importante incidir en la importancia de la responsabilidad individual, la cual a menudo se difumina en el grupo.
En el caso de que en casa creamos que nuestro hijo o hija puede estar sufriendo bullying, lo primero que debemos hacer es ir a hablar con el tutor/a del niño/a y empezar a buscar soluciones, ya sea que está sufriendo acoso o el problema que pueda estar pasando, a veces parte de la solución puede pasar por un psicologo/a que ayude a la chica/o a desarrollar sus habilidades sociales y su capacidad para resolver conflictos, pero en casos de acoso es necesaria una acción conjunta de todos los agentes educativos y del grupo clase de la acosada/o.
Aquí tenéis unos cuantos enlaces interesantes con información y recursos sobre el tema:

4 comentarios:

Sweet Girl dijo...

Hola quisiera decirte que me gustaria que checaras mi blog: bullyingunitec.blogspot.com donde brindo información que te puede ser útil en cuanto al bullying y me gustaria que compartieramos información...

Considero que el bullying es una realidad muy frecuente que pasa en nuesros alrededores, por lo que debemos de estar al pendiente de ello, y poder solucionarlo, soy estudante de pedagogia en el último cuatrimestre...

Anónimo dijo...

tengo una niña de 5 años que no participa en ninguna actividad escolar no comparte con compañeros ni habla con nadie.

Marc Giner Llenas dijo...

Hola amig@,

Te recomendaria que consultes con algún profesional, ya que cuanto antes empieces a tratar este tema mejor, más que nada para prevenir de cara al futuro ...
Saludos,

Marc

Anónimo dijo...

Felicitaciones por el Blog. Gracias por compartir vuestros conceptos y articulo.http://acoso-laboral-alerta-uruguay.blogspot.com/

Artículos relacionados