Adoptar, probar y devolver

Noticia publicada en el peridiódico número 66 de la Adopción de Adoptantis. Si os queréis subscribir a esta publicación electrónica lo podéis hacer mandando un mail a adoptantis@hotmail.com.
Trata de un tema realmente preocupante a mi entender el Doble Abandono, aspecto que creo muy importante considerar, ante todo por el daño que se puede producir en l@s niñ@s.

Es una conducta que eligen algunos cuando, por distintos motivos, no logran adaptarse a la vida con el nuevo hijo. Un 5 por ciento de los niños que están en guarda en Argentina sufren “doble abandono”, cuando la adopción se revoca.

Si bien no hay datos ni estadísticas oficiales, el director nacional de Derechos y Programas del Consejo Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia de la Nación, Gabriel Lerner, asegura que se reintegra al 5 por ciento de los chicos durante la guarda con fines de adopción.

“El doble abandono provoca daños en la subjetividad de los chicos” –explica María Elena Naddeo, la directora del Consejo porteño, quien pone la mira en los exámenes y las evaluaciones psicológicas de las parejas que buscan adoptar.

“El doble abandono provoca daños en la subjetividad de los chicos” –explica María Elena Naddeo, la directora del Consejo porteño, quien pone la mira en los exámenes y las evaluaciones psicológicas de las parejas que buscan adoptar.

“En general, estos casos se dan con chicos grandes, porque ya estuvieron en varias instituciones o que cargan con historias complejas que los nuevos padres no logran comprender -señala Lerner-. A veces ocurre que los padres tienen duelos no resueltos de hijos anteriores; o razones culturales que impiden adaptarse al nuevo hijo; parejas que vivieron solas mucho tiempo y no logran incorporar al chico, o mujeres solas que se ven superadas”.

Lidia Abraham de Cúneo, psicóloga de la Sociedad Argentina de Pediatría, afirma que el interés por ubicar rápidamente al niño con una familia lo expone a devoluciones y agrega que en los padres adoptantes puede aparecer la fantasía y la posibilidad de una devolución: “la fantasía de devolución no es señal de patología -dice Abraham-.

En cambio, la concreción de la devolución sí ya que la incapacidad de los padres adoptivos de abordar situaciones y conductas de sus hijos los lleva a recurrir a la Justicia como fuerza externa, como figura de autoridad”, asegura.

Las deficiencias de la ley de adopción en la Argentina, la inadecuada evaluación de las parejas adoptantes y la falta de seguimiento de los casos lleva a una situación que, en ocasiones, hace que los padres adoptivos no logren adaptarse a los chicos que vienen con historias muy duras de maltrato y, finalmente, agreguen una herida más provocando un segundo abandono que afecta seriamente a los niños.

3 comentarios:

Gisela Valera dijo...

Excelente artículo Marc! Siempre vemos una sola cara de la moneda (en este caso, la adopción), pero ¿cuándo sucede lo que plantea el artículo?. Ojalá y pronto se subsanen esas lagunas legales en los procesos de adopción para así evitar más dolor y traumas del necesario.

Dr Oscar dijo...

No se vale. No con alguien incapaz y aun inmaduro emocionalmente, dañado fisica y psicologicamente.

Adoptar debe ser una cto de amor, el amor incondicional casi como el de madre. No una satisfaccion egoista de necesiadas no satisfechas. Si, idealismo, peor posible, pedible...

No se vale.

Marc Giner Llenas dijo...

Hola Gisela i Dr Oscar,

Gisela cuanto tiempo sin saber de tí, celebro que sigas pasandote por el blog, espero que todo siga bien por Caracas! Un abrazo!

Dr Oscar totalmente de acuerdo contigo. Saludos,

Marc

Artículos relacionados