Se inicia un nuevo año escolar.......¿Cómo ayudar a crear hábitos de estudio en nuestros niños?

Comienza un nuevo año escolar, regreso a horarios y rutinas preestablecidas, las cuales perturban un poco al niño y a la familia en los primeros días. Afortunadamente los niños se adaptan rapidamente a los cambios, ya que éstos tienen siempre su parte de entusiasmo. Ahora bien, en el proceso de adaptación podemos hacer que nuestros niños reciban el nuevo año escolar con optimismo y mucha energía positiva. ¿Cómo? mostrando interés por lo que hace en la escuela; conocer su(s) maestros; conocer el nombre de sus compañeritos más cercanos; preparar la lonchera juntos y ayudándoles en sus tareas.

Recuerden queridos padres que "Bien acaba lo que bien empieza" y en el tema de estudios de nuestros hijos, la clave principal para obtener buenos resultados en la escuela es que aprendan a organizarse y aprovechar el tiempo dedicado a estudiar. Este aprendizaje necesita de algunas técnicas sencillas y de disciplina capaces de desarrollar hábitos de estudio.

Pero, ¿cuándo es el momento adecuado para establecer en nuestros niños buenos hábitos de estudio?. El momento propicio es cuando el niño comienza con la educación sistemática (5 años). Mientras más temprano se comience paulatinamente este aprendizaje, el niño lo realizará de forma rutinaria y constante sin que dependa de su estado de ánimo o voluntad. Esta perseverancia le ayudará el resto de su vida.
Debido a que en este proceso de aprendizaje el rol de los padres es de vital importancia, la tarea se les hará más fácil y natural si se toman en cuenta las siguientes recomendaciones:
  • Encontrar un lugar adecuado en la casa, un espacio que tenga ventilación suficiente, una temperatura constante e iluminación natural el máximo de tiempo posible. Este será "el espacio de___________", utilizado sólo por el niño, que sienta ese sitio como suyo, solamente para estudiar. Si son varios hermanos, se les adaptará su "sitio de estudio" en su habitación.

  • La silla deberá ser cómoda, ergonómica

  • Su lugar de estudio deberá ser decorado en forma sencilla, con elementos atractivos, que le sugieran el estudio y acorde a la edad del niño

  • Deberá estar lejos de la T.V; el teléfono; el computador

  • Luego de solucionado el tema del lugar de estudio se comenzará a enseñarle al niño rutinas en la organización del tiempo de estudio: ayudándole a planificar las tareas escolares y extraescolares, si las tuviese, de la semana. Elaborando un horario simple, sin recargos, de acuerdo a la edad del niño y que sea original

En cuanto al acto de estudiar:

  • Antes de sentarse a estudiar es imperativo que el niño haya almorzado y descansado un mínimo de 1 hora antes de comenzar.

  • Es necesario que la mesa de estudio siempre esté lista y ordenada sólo con los materiales que va a necesitar en la actividad

  • El tiempo de estudio: ¿cuánto debe el nino estudiar a diario?. El tiempo se fijará de acuerdo a la edad del niño: 5 a 6 años: 15 a 30 minutos diarios . 7 a 12 años: 1hora, 1h/30 minutos diarios. Este tiempo no es estricto, estará sujeto a cambios según capacidad del niño; época de exámenes; trabajos a entregar.

  • Si al niño se le observa cansado, será mejor interrumpir sus tareas un mínimo de 15 minutos y luego reiniciar la actividad

  • En lo posible, las actividades de estudio no deberán postergarse por otra actividad, se deberá cumplir lo acordado, si no es así, aclarar las causas que impidieron cumplir el compromiso. Esto es muy importante ya que le enseña el valor del estudio.

  • Anime a su hijo en la utilización del diccionario y las enciclopedias.

  • "Descubra" las asignaturas que a su niño menos le agradan y trate de despertar su interés por esos temas de manera indirecta : a través de cuentos, anécdotas, etc. Intente enseñarle el gozo de aprender cosas nuevas.

  • Organícele "grupos de estudio"con 1 o 2 de sus mejores amigos. Se reunirán en épocas de trabajos y exámenes.

  • Ayúdele a practicar en casa las técnicas de estudio que le enseñen en la escuela: subrayar, resumir, completar una información, etc.

  • Anímele a preguntar lo que no entiende

  • No deberá asociar el estudio con premios o castigos, recuerde que esta creando la motivación por aprender.

  • Por último, no deje nunca de elogiarle cuando cumpla su horario y deberes. Un gran abrazo acompañado de una gran sonrisa serán suficientes!

Gisela Valera. Psicopedagoga




Artículos relacionados