Algunos consejos para empezar bien el curso

Ya queda poquito para que se acaben las vacaciones y empiece el nuevo curso escolar. Es bueno o necesario empezar el curso con buen pie, planificando aquello que necesitaremos durante el año y estableciendo los hábitos que queremos ir consolidando desde el primer día.
Los inicios de curso acostumbran a ser difíciles ya que, generalmente, l@s niñ@s suelen olvidar en parte los hábitos adquiridos el año anterior, aunque también debemos considerar el principio de este nuevo nivel como una oportunidad para subsanar los errores o las dificultades que nos surgieron durante el anterior y conseguir de esta forma unos mejores resultados.
A continuación os presentamos una serie de consejos sencillos que facilitaran el correcto desarrollo escolar de vuestr@s hij@s en este nuevo curso:
  • Asegurarnos de que dispone de todo el material escolar necesario, especialmente los libros ya que a menudo en algunas ocasiones algun@s alumn@s no tienen todos los materiales hasta al cabo de un mes o más, lo que supone un verdadero problema para ell@s, ya que les dificulta sobremanera seguir la asignatura en concreto.
  • Establecer un horario claro y factible, incluyendo aquellas actividades extraescolares que tengamos pensadas. Este horario debe prever tanto tiempo para el estudio y los deberes como algún momento de descanso, es bueno dedicar también un rato a la lectura, ya sea compartida (la mejor opción), es decir, con un adulto, o bien individual. Este horario es bueno que se mantenga lo largo de todo el curso, aunque es necesaria y buena la flexibilidad, pero resultará una herramienta fundamental de cara a una buena consolidación de los hábitos de estudio.
  • Tener en cuenta aquellas asignaturas en las que el niño o la niña presentaron mayores dificultades durante el curso anterior, y facilitarle los refuerzos que creamos necesarios desde el primer momento. Ya sea mediante un soporte psicopedagógico, un profesor particular o estableciendo un plan de refuerzo con el profesor/a. Cuanto antes abordemos las dificultades mejor pronóstico tendrá su resolución.
  • En el caso de que nuestr@ hij@ tenga necesidades educativas especiales, ya sea por dificultades relevantes de aprendizaje, trastornos específicos del aprendizaje o dificultades de tipo transitorio, resulta muy importante tener una tutoría cuanto antes con el tutor/a, tanto para estar al corriente de lo que han planteado para nuestr@ hij@ para este curso, así como para recordarles aquellos aspectos más importantes que deben tener en cuenta, puesto que en algunas ocasiones el traspaso de información entre tutores no es tan eficaz como nos gustaría.
  • Por último, conviene mostrarnos positivos ante el nuevo curso, confiando en el progreso de nuestr@ hij@ y haciéndole participe de esta ilusión, esta será la mejor manera de ayudarlo, mejorando su autoestima y la confianza en si mismo.

Artículos relacionados